jueves, 4 de agosto de 2016

Nipozzano Riserva Chianti Rúfina 2011




Marchesi de’ Frescobaldi

Nipozzano Riserva Chianti Rúfina 2011

Sangiovese 90%; Malvasia Nera, Colorino, Merlot, Cabernet Sauvignon 10%

13% Grad. Alc.

Florencia, Toscana, Italia.




Como hace poco nos quedamos con las ganas de un buen tinto italiano, hoy bajamos del edificio con la intención de hacernos de otro del mismo país, y qué mejor uno ya conocido y degustado con anterioridad. Ésta etiqueta la bebimos hace ya cuatro años, pero la gratísima experiencia está intacta. Sabíamos que estaba aquí abajo, en la vinoteca, hay inclusive un hermanito mayor de ésta casa el cual ya caerá también.



De un rojo muy vivo, denota mediana corpulencia, forma lágrimas medianas y persistentes.

Aromas a frutos rojos y negros, cerezas y moras. Hay un leve especiado.

En boca lo afrutado se refrenda, de taninos nobles, de buena acidez, entre leve y mediana corpulencia. De final largo, con retrogusto ligeramente mentolado. 



Adquirido en BC Liquor Store a CA$ 21,30, tiene una excelente rpc. Y esto más cuando sabemos que en Brasil alcanza las tres cifras. Por aquí es uno más, y por eso resaltamos la increíble rpc que tiene ante la calidad que derrocha. De taninos muy elegantes, aunque la sensación afrutada destaque no llega a imponerse del todo, eclipsando otras. Todo perfectamente estructurado y equilibrado. 
Acompañó bien nuestros pimientos rellenos de carne con arroz y espárragos sofritos. Tras el descorche, placer. A ese precio toda una joyita. 






Song for Jeffrey - Jethro Tull

Mientras cenamos, el disco que gira en el tornamesa es el lp 1 del "Living in the past" (1972), y justamente el tema que abre éste lp doble de Jethro Tull es el que dejamos. Dicho álbum viene con un libro de 24 páginas llenas de fotografías; precioso en todo su concepto. El vídeo que adjuntamos pertenece al "The Rolling Stones Rock and Roll Circus" (disco que hasta ahora no encuentro) de 1968, donde los acompaña Tony Iommi, el legendario guitarrista de Black Sabbath. 

Buena comida, buen vino, buena música, y en excelente compañía. Es una bendición. Sólo nos resta agradecer. 

No hay comentarios.: