jueves, 25 de septiembre de 2014

Salton Talento 2006




Vinícola Salton

Salton Talento 2006

Cabernet Sauvignon – Merlot – Tannat

13% Grad. Alc.

Tuiuty, Vale dos Vinhedos, Bento Gonçalves, Rio Grande do Sul (RS), Brasil.



Si los vinos brasileños en general tuviesen un precio más acorde a lo normal beberíamos sólo vino de éste país. Aun así tratamos de hacernos de algunos vinos nacionales que no sean los espumosos de siempre. Tras la buena experiencia con un Salton Desejo de ésta misma añada nos hicimos de éste Salton Talento que a diferencia de aquel que era un varietal de merlot éste es un blend; tras la primera copa ya sabíamos que lo que nos deparaba era un goce aún mayor.



Es de un granate obscuro, con bordes ligeramente ocres, denota una corpulencia de mediana a más, forma lágrimas grandes e intensas.

Lo afrutado aparece primero: casis, frutos negros, hay un punto dulzón; hacia la tercera copa hay toques de frutas secas, es también algo cálido.

En boca tiene una corpulencia media, aquí también las sensaciones afrutadas aparecen primero, casis, higos, se refrenda también aquel toque dulzón, es sólo un punto muy leve; tiene muy buena acidez, con taninos muy sedosos. De final largo con retrogusto a tabaco.



Adquirido en Angeloni a RS 71,00 reais (S/. 86,50 soles ó US$ 30 dólares), y a pesar de su precio alto creemos que tiene una buena rpc por lo bien trabajado que está. No vamos a extendernos en un tema que hasta el cansancio ya hemos expuesto por aquí: los impuestos rozan lo absurdo y es lo que hace encarecer todo en Brasil. Es una lástima pues en este tema de los vinos creemos que le juega en contra, y como ejemplo un botón: depararse con extranjeros es común en Curitiba. Al pasar por el área de vinos pudimos conversar con un pequeño grupo de portuguese. Se sorprendieron al ver que existe vino brasileño pero -y ahí viene el problema-, cuando hacen el cambio a su moneda quedan asustados, optando por espumosos, dejando de lado tintos o blancos, y los que se atreven a llevar alguno se hacen de vinos de líneas de entrada, más como un souvenir, algo exótico que muy probablemente no los marcará, menos aún les será memorable. Ya pasando por el área de vinos de su país su sorpresa fue todavía mayor.

A éste Salton Talento el nombre le cae como un guante de seda, está muy bien trabajado, han sabido fusionar la fuerza del tannat, la personalidad del cabernet sauvignon y la elegancia del merlot, y, los años no han mermado su calidad, por el contrario, le han venido bien, éste 2006 podría guardarse algunos años más inclusive y quién sabe sorprender tan gratamente como lo hizo hoy. También es bueno mencionar que las condiciones de almacenamiento con que cuenta Angeloni es de primera, así como la atención. 


Maduro, sabroso, elegante, un gran ejemplar brasileño. 



The Chamber (Explicit) - Lenny Kravitz 




Cris simplemente adora todo lo que tenga que ver con Lenny Kravitz, y éste me parece es su último vídeo lanzado hace un par de semanas. Mientras ella sigue admirando el vídeo yo reniego un poco con el resultado del São Paulo 2 x Flamengo 2 que acabó ahora, regreso a la mesa y giro la última copa con éste elixir, antes de cerrar el kiosko.   


domingo, 21 de septiembre de 2014

Productor chileno planea cultivar viñedos en Machu Picchu




Con ese llamativo título a inicio de semana -lunes 15 de setiembre del presente año- la revista brasileña Adega publicó una interesante noticia relacionada al mundo vitivinícola, y a Machu Picchu. Busqué alguna información en español o de alguna página web peruana pero no encontré nada, así que traduzco aquella nota a continuación:


Productor chileno planea cultivar viñedos en Machu Picchu


Aurelio Montes creará un viñedo de prueba en la región cuna del Imperio Inca.

El productor chileno Aurelio Montes anunció esta semana durante una cena en Londres que planea construir un viñedo en una región cercana a Machu Picchu en el Perú. Las pruebas comenzarán la próxima semana. Según él, serán plantadas cinco variedades de uvas en el local para verificar cómo se desenvolverán allá. La región está por encima de los 3,000 m.s.n.m. y el viñedo será el primero a ser cultivado en el local. 


No estamos seguros si tendremos éxito pero será divertido el intentarlo.


De acuerdo con el productor chileno lo que hubo fue una aparcería entre él y su mayor importador en el Perú, quien le dio acceso al valle. Durante la cena Montes no reveló el nombre del importador quien es propietario de las tierras donde será creado el viñedo.

Montes inicialmente plantará 1000 vides en el local. Las variedades incluyen Pinot Noir, Sauvignon Blanc, Merlot, Syrah y Chardonnay. Según él, de obtenerse buenos resultados con la primera cosecha serán plantadas cinco hectáreas más en la región. Según datos de la OIV de 2012, Perú tiene más de 20,000 hectáreas de uvas plantadas y éstas plantaciones se duplicaron desde el cambio de siglo.



Quien lee el título de la nota, así de repente, creerá que el señor Montes va a plantar sus vides en pleno Machu Picchu, cosa que creo improbable –digo "creo" porque en Perú todo es posible-. Lo más probable es que sea en algún terreno privado situado en el Valle Sagrado. No deja de ser interesante. 


Pongo la foto de la ciudadela pues es como la revista presenta la nota. Para ver la nota original -en portugués- ver aquí

jueves, 18 de septiembre de 2014

Faustino I Gran Reserva 2000




Bodegas Faustino

Faustino I Gran Reserva 2000

85% Tempranillo – 10% Graciano – 5% Mazuelo

13,5% Grad. Alc.

Oyón, Álava, D.O.C. Rioja, España.




Ya habíamos conocido este vino el año pasado en su cosecha 1999 y nos había sorprendido gratamente. Ahora esta añada 2000 aunque ofreciendo diferentes sensaciones reafirma nuestro gusto por él.



De un granate casi negro hacia el centro con bordes ligeramente color teja, forma lágrimas medianas, denota mediana corpulencia.

Cuenta con un aroma de inicio parece algo cálido y conforme pasan los minutos se calma, es muy afrutado, luego aparecen notas especiadas, una leve sensación a madera.

En boca, primera copa, aquella calidez aquí también aparece y aunque no incomoda es una sensación que va disminuyendo dejando espacio a notas de frutos rojos, leve madera, notas especiadas, de leve corpulencia, es muy elegante. De final largo, una intensa sensación a canela y luego a clavo de olor es percibida en el retrogusto.



Este ejemplar fue adquirido en el Duty Free de Lima a S/89.00 soles (unos US$ 32,15 dólares ó RS 72 reais a finales del año pasado) y aunque no es barato (sabiendo que de venderse en Brasil costaría más del doble) consideramos que tiene una buena rpc por todo el goce que ofrece. Lo elegimos para armonizar nuestra carne asada con pimientos y cebolla. Acompañó bien las dos primeras copas, luego lo terminamos con una tabla de quesos hacia el final de la noche. 

Esta añada 2000 es más potente que la anterior y lo bacán es que no pierde elegancia, la sedosidad de sus taninos sorprende a la par con aquella potencia. Y aunque Cris prefiera vinos más voluminosos en boca este tinto riojano no dejó de sorprenderla, esa intensa sensación a canela en el retrogusto es muy rica, una sensación muy diferente. Aunque en esta oportunidad no lo decantamos comprobamos que se va transformando con el tiempo en copa, se va abriendo sutilmente. Tiene larga vida por delante, pero nosotros poca paciencia para la espera. Ésta fue de hecho otra gran experiencia. 



Foxy Lady - Jimi Hendrix 

 


Un día como hoy, hace 44 años, Jimi Hendrix nos dejó, así que hoy, sólo la música de éste genio es la banda sonora en ésta noche lluviosa aquí en Curitiba. 


domingo, 14 de septiembre de 2014

Cuentos maravillosos, infantiles y domésticos, Jacob Grimm y Wilhelm Grimm.





Título original : Kinder-und Hausmärchen

Año de publicación : Entre 1812 y 1815

Título en portugués : Contos maravilhosos, infantis e domésticos

Año de la presente edición : 2012

Editora : Cosac Naify

Traducción al portugués : Christine Röhrig

Ilustraciones : J. Borges




Érase una vez…” es quizá la mejor entrada para un relato, tan simple y tan llena de intriga, que devela como tras una cortina aquellos fabulosos mundos donde están ambientados cualquiera de estos cuentos.

Muchas veces -inclusive sin saberlo-, y felizmente, desde pequeños estamos expuestos a estos relatos, ya sea oralmente, o por las antiguas animaciones de Disney u otros dibujos animados, diversas historietas, The Story Teller (“El Narrador de Cuentos”, todo un clásico para los de mi generación, al menos en el Perú) con John Hurt, etc; la lista es incontable, pero en la gran mayoría esas historias están trastocadas del original, como suavizadas, no tan sangrientas y crudas, y eso se percibe sólo al estar ante las verdaderas historias recopiladas por los hermanos Grimm. Aun así, todos esos esfuerzos los considero válidos, más en la infancia,, toda una invitación a procurar estos originales, un umbral mágico para agarrar el gusto de una vez por la literatura. 




A continuación algunos “detalles diferenciales” de los relatos más famosos, recordando que ésta hermosa edición de la editora brasileña Cosac Naify es conmemorativa por el bicentenario de la primera edición, por tal motivo todos los relatos fueron cuidadosamente traducidos directamente del primer original al portugués:

En “Rapunzel”, cuento 12: lo que conocía desde pequeño es que Rapunzel pregunta a la señora Gothel por qué le costaba subir más a ella que al príncipe que la visitaba. Ya en esta edición Rapunzel pregunta: “¿Sabe señora Goethel? Mis ropas están muy apretadas, ya no caben en mí.” (Página 75). Claramente es una alusión al embarazo que escondía. Lo que queda en el aire es si Rapunzel era consciente de que estaba embarazada o no lo sospechaba. Pero si el príncipe subía para agasajarla de tal manera la probabilidad de que sepa de las consecuencias es grande, aunque también por aquella época una muchacha como ella podría tal vez tranquilamente ignorarlo. De todos modos esa manera de dejarlo al buen entendimiento del lector es interesante. Luego es expulsada al desierto donde pare a sus gemelos.

En “Cenicienta”, cuento 21: en la versión conocida las hermanastras compiten “sanamente” en calzarse el zapato de cristal, y ante el hecho de no poder vestirlo pasaban a otra. En esta versión original -más heavy- la hermana mayor se corta el talón para que el zapato le entre. El príncipe al ver el zapato ensangrentado se lo da a la otra hermana que también opta por mutilarse una parte del pie izquierdo, eligiendo el dedo grande, dejando el zapato aún más ensangrentado, en ambos casos dos palomas avisan al príncipe en forma de verso, hasta llegar el turno de Cenicienta.

En “La Bella Durmiente”, el cuento 50: de inicio quien salta a comunicarle a la reina sobre la llegada de un bebé es una rana. En esta edición es un cangrejo. En la edición que conocía la joven quinceañera mantiene un dialogo con la anciana que hilaba su lino. En esta edición no existe ninguna conversación, simplemente se narra lo sucedido previo a caer en el profundo sueño. También, en el original el nombre de la personaje principal es “Dornröschen”, que en una traducción literal viene a ser “Rosita con espina”.

En “Blancanieves”, el cuento 53: en el relato que la mayoría conocemos la madre muere y su padre, el rey, se casa nuevamente, convirtiéndose ésta nueva esposa en la malvada madrastra. Ya en éste la malvada reina que pregunta al espejo (nada de “espejito”) si continúa siendo la más bella es su madre biológica; nunca murió, no hay madrastra, o sea, la reina comete filicidio. Ésta al ser descubierta es obligada a danzar con unos zapatos de hierro al rojo vivo. 


En “Hans, el erizo”, el cuento 22 del segundo tomo: la historia que conocía es que la esposa no consigue guardar el secreto de que Hans puede sacarse la piel y ante consejo de su madre lanza al fuego de la chimenea la piel de erizo creciéndole otra a él que estaba afuera del cuarto. Aquí, en el relato original es el propio Hans quien trama con el rey para que cuatro hombres recojan su piel de erizo y la lancen a una enorme hoguera, quedando la piel humana de Hans toda chamuscada, siendo tratado por el médico real a base de extraños ungüentos y preciosos bálsamos. 

Y así, probablemente en todos se encuentren cambios a las versiones más famosas y populares. Interesante ver que en varios que se tornaron famosos el papel malvado es otorgado a una madrastra que en los originales no existe, siempre es la madre biológica que trama alguna desventura contra sus propios primogénitos. Otro detalle es que si bien en éstos originales hay algunos relatos donde se menciona a Dios –como también al Diablo- no son tantos así como en las versiones que conocía desde pequeño. 



El pájaro del brujo Fichter. 


Cuento 46 del primer tomo. 


Érase una vez un brujo que era ladrón y que salía a mendigar de casa en casa fingiendo ser un hombre pobre. Un día, una joven atendió el llamado a la puerta y le dio un pedazo de pan. A él le bastó rozarla con el dedo para que la joven entrase en su manto. Él llevó a la joven a su casa donde todo era muy bonito, dándole todo lo que ella deseaba. Después de un tiempo, el brujo le dijo: “Tengo que viajara para resolver unos asuntos. Toma aquí este huevo, tendrás que guardarlo con cuidado y siempre llevarlo contigo, y también ésta llave, pero no ingreses a la sala que ésta abre, sino tendrás que pagarlo con tu vida.” Sin embargo, ni bien él salió, la joven fue hasta la sala prohibida, insertó la llave y la abrió. Al entrar avistó un enorme abrevadero justo en el medio de la sala, y, en su interior, muchas personas muertas y mutiladas. Ella llevó un susto tan grande que dejó caer allí dentro el huevo que llevaba en su mano. Rápidamente lo recogió limpiando la sangre, pero ésta siempre volvía a aparecer y no había manera de acabar con ella por más que restregase y puliese. Cuando el hombre regresó le pidió el huevo y la llave y, examinándolos, percibió que ella entró en la sala sanguinaria. “No obedeciste mis órdenes”, dijo enfurecido. “Ahora entrarás en la sala quieras o no.” Dicho eso llevó a la joven hasta la sala, la picó en pedazos y la tiró al abrevadero con los otros cuerpos. Después de un tiempo, el hombre volvió a mendigar y capturó a la segunda hija de aquella casa. Con ella sucedió lo mismo: ella también abrió la puerta prohibida, dejó caer el huevo en la sangre y acabó siendo picada en pedazos y tirada al abrevadero. Fue entonces cuando el brujo ansió a la tercera hija a quien también la capturó en su manto, la llevó para su casa y, antes de partir le dio el huevo y la llave. Pero la tercera hermana era hábil y astuta y, antes de entrar en la misteriosa sala guardó el huevo en otro lugar, y, al entrar vio a las hermanas despedazadas en el abrevadero lleno de sangre. Trató de reunir todas las partes, ordenando cabezas, troncos, brazos y piernas. En ese mismo instante los miembros comenzaron a moverse y a fusionarse, y luego las dos hermanas volvieron a la vida. Entonces ella llevó a ambas afuera y las escondió. Cuando el hombre regresó y encontró el huevo sin manchas de sangre pidió la mano de ella en matrimonio. Ella aceptó, pero le dijo que antes tendría que llevar una cesta llena de oro a casa de sus padres mientras ella organizaría todas las providencias para el casamiento. Entonces ella colocó a las dos hermanas dentro del cesto, las cubrió con oro y les dijo que trajeran ayuda desde casa, y luego a él le dijo: “Lleva el cesto, pero no te detengas en el camino a descansar, porque yo estaré mirando desde mi espejito encantado y sabré lo que tú hagas.” Él colocó el cesto en la espalda y partió, pero el cesto pesaba tanto, y la presión era tan insoportable que pensó en descansar un poco, pero una voz gritó de dentro del cesto: “Estoy viendo que estás descansando. Debes continuar inmediatamente.” Pensando haber oído la voz de su novia, él se puso en pie y siguió adelante, y, cada vez que él intentaba descansar un poco, la voz mandaba que continuase, y él seguía enfrente. 
Mientras tanto la novia, en casa, cogió una cabeza del abrevadero, la adornó con una joya y la colocó en la ventana del sótano. Enseguida convidó a los amigos del brujo para el matrimonio y después se metió en un barril lleno de miel, hizo un corte en el colchón de plumas y rodó sobre ellas, de manera que quedó irreconocible para todos de tan fantástica que parecía, saliendo y andando por el camino. No demoró en encontrar un grupo de invitados, que le preguntaron:

- ¿De dónde vienes pájaro de Fitcher?

- Vengo de la casa de Fitze Fitcher.

- ¿Y la novia? ¿Adónde fue parar?

- Barrió toda la casa sin descansar y ahora está en la ventana del sótano tomando aire.

Un momento después ella encontró a su novio que estaba regresando.

- ¿De dónde vienes pájaro de Fitcher?

- Vengo de la casa de Fitze Fitcher.

- ¿Y la novia dónde está?

- Barrió toda la casa sin descansar y ahora está en la ventana del sótano tomando aire.

El novio miró para lo alto y, al ver la cabeza toda arreglada pensó que era su novia y la saludó. Y, cuando él y sus amigos ya estaban todos dentro de casa, llegó el auxilio que las hermanas habían mandado. Ellos trancaron la casa y atizaron fuego en ella, como nadie consiguió salir, todos murieron quemados.



Acerca de la explicación sobre el título bajo el cual los recopilaron, Wilhelm Grimm anota: “Los Cuentos maravillosos infantiles son narrados para que en su luz suave y pura los primeros pensamientos, las primeras fuerzas del corazón despierten y florezcan; una vez que, su sencilla poesía, su íntima verdad pueda alegrar e instruir a todo y cualquier ser humano y, con la intención de que de una vez estos permanezcan y sean transmitidos en el círculo familiar, estos también son llamados de domésticos.” 

No es un secreto que los títulos bajo los que se dio a conocer esta recopilación en las diversas traducciones en el mundo entero no guarden una semejanza con el título original. Según la excelente presentación de Marcus Mazzari al inicio de éste primer tomo, el sustantivo “Märchen”, forma diminutiva de la palabra “Maere” que en el Medio Alto Alemán (período del idioma que se fortaleció entre los años 1030 y 1350 aproximadamente) significaba “noticia”, “mensaje”, o “relato”, asociado a un acontecimiento notable que merecía ser registrado. Así “Märchen” ha sido traducido en sus formas compuestas: “Fairy Tales”, en inglés; “Contes des Fées”, en francés; “Cuentos de Hadas”, en español; “Fiaba Popolare”, en italiano; o inclusive por términos que no tienen ninguna relación con el alemán original como “Sprookje”, en holandés; “Eventyr”, en danés; “Skazka”, en ruso. Ya en el idioma portugués aparecen como “Contos de Fadas”, “Contos de Carochinha”, o “Contos Maravilhosos”, siendo ésta última –como anota el profesor Mazzari- posibilidad tal vez la más apropiada, pues en las historias aquí recopiladas son pocas las veces que aparecen hadas, pero ninguno podría prescindir de lo “Maravilloso”. 





Todos los relatos del primer tomo fueron publicados en “Hochdeutsch” que viene a ser “alemán estándar” o “alto alemán”, excepto “El pescador y su mujer”, “El pie de zimbro” y “La pera no quiere caer” que están en dialecto. Los dos primeros fueron registrados originalmente en “Plattdeutsch” (“bajo alemán”), un dialecto hablado al norte de Alemania y al este de Holanda; ya el tercero proviene de Suiza y fue mantenido tal y como fue recogido. 


Desde Goethe, hasta Berltolt Brecht; desde Marx y Engels, hasta Thomas Mann; desde Walter Benjamin, hasta Günter Grass; son incontables los autores de la literatura alemana que incorporaron referencias y/o alusiones a éstos “Cuentos Maravillosos …” recopilados por los hermanos Grimm. Hasta el nazismo en su momento se apropió a su manera del término, imputando a muchos de sus opositores y víctimas acusaciones de difundir los denominados “Greulmärchen” (“cuentos maravillosos de atrocidades”). 




En muchas de las historias hay trechos parecidos, finales paralelos, puesto que son historias orales es muy probable que se puedan haber transformado a través de los años, de las personas y familias a las que cada historia iba llegando. Y muchas otras son todavía más antiguas que ya aparecieron en otras ediciones de otros países como es el caso de Cenicienta, quizá el más conocido e incluso editado en diversos países muchos años antes que lo hicieran los hermanos Grimm. 


Gran trabajo y esfuerzo de la editora Cosac Naify en ofrecer estos 156 relatos -con una cuidada traducción directamente del alemán, una gran presentación y las excelentes xilografías del artista pernambucano J. Borges- que vencieron el paso del tiempo y que con seguridad siglos después seguirán siendo tan populares y encandilando a las futuras generaciones como lo vienen haciendo hasta nuestros días. 



La mortaja.


Cuento 23 del segundo tomo. 

Había una mujer que tenía un hijo de siete años. Él era bello, y ella lo amaba más que a cualquier cosa en el mundo. Pero de repente, él murió. La madre quedó inconsolable y lloraba día y noche sin parar. Pero, no mucho tiempo después del entierro del hijo, él comenzó a aparecer por las noches en los lugares en que acostumbraba estar, donde comía y jugaba, y. si la madre lloraba, él lloraba también. Siempre al amanecer el joven ya había desaparecido. Como la madre no conseguía parar de llorar, él apareció cierta noche, vestido con la mortaja blanca con la que fue puesto en el cajón, y usando la pequeña corona que le recubría la cabeza. Sentándose a los pies de la madre en la cama le dijo así: “Ah, mamá, tienes que parar de llorar, de lo contrario yo no consigo adormecer dentro de mi cajón, pues mi mortaja nunca está seca de tantas lágrimas tuyas que caen sobre ella.” La madre se asustó al escuchar aquello y paró de llorar. La noche siguiente, el hijo surgió nuevamente, teniendo en las manos una pequeña lámpara, y le dijo a su madre: “¿Estás viendo? Ahora mi pequeña mortaja está casi seca y yo puedo reposar en paz en mi sepultura.” Entonces la madre encomendó a Dios su sufrimiento y pasó a soportarlo pacientemente y en silencio. Y el hijo nunca más apareció, pues estaba durmiendo en su pequeño lecho debajo de la tierra.



Hans, el erizo



Éste es un ejemplo de las muchas versiones que influenciaron los relatos recopilados por los hermanos Grimm. Aunque ahora sepa la diferencia con el relato original a ésta serie "The Story Teller (“El Narrador de Cuentos") le guardo un cariño especial pues es -entre otros- la culpable de maravillarme de niño con las historias que ellos recrean. En pocos años más espero poder ver todos los capítulos con mi hija. 



Räyh! - Heavysaurus 





Antes de terminar el primer libro, Elier, fotógrafo radicado en Arequipa, un amigo nuestro que siempre está con una antena especial atenta para nuevos sonidos nos pasó ésta música por el facebook. Heavy metal infantil, nada menos. La banda Heavysaurus es finlandesa, y ya vimos por ahí que hay una versión en español de otra banda argentina; ¡qué maravilla! Nuestra hija, que ya gustaba de dinosaurios, desde aquel entonces no para de decir cuando se despide de quien nos visita: "Cuidado con los dinosaurios."  

jueves, 11 de septiembre de 2014

Ventisquero Queulat Gran Reserva Cabernet Sauvignon 2010





Viña Ventisquero

Ventisquero Queulat Gran Reserva Cabernet Sauvignon 2010

14% Grad. Alc.

D.O. Valle del Maipo, Chile.



Inicialmente la elegida a ser descorchada fue otro Queulat Gran Reserva pero de la cepa Carmenere, también cosecha 2010, sin embargo desde el momento de retirar la cápsula que protege al corcho ya se veía que había una fuga. Luego del descorche se notaba que había filtrado vino por las laterales del corcho, al olerlo ya no pintaba bien, ya al probarlo comprobamos que no preservó correctamente las características del tinto, estaba muy ácido, oxidado, totalmente desequilibrado, imbebible. Fui al día siguiente al Celeiro Municipal, vinoteca donde fue adquirido, totalmente predispuesto a realizar una larga explicación del por qué tendría que cambiarme de producto, hasta barajaba la posibilidad de recibir un “no” como respuesta puesto que casi nunca abrimos un vino el mismo día de la compra, muchas veces ni la misma semana, pero no fue necesario tanto floro, los atentos y diligentes vendedores solamente con ver el corcho en esas condiciones ipso facto me dijeron que escogiera por cuál ejemplar sería el cambio.

Sabemos que esa es la manera correcta de actuar ante un cliente, pero no son pocas las veces que nos deparamos con actitudes totalmente opuestas ante otros productos y/o servicios en el transcurrir de la vida, así que la naturalidad y buena disposición de los vendedores (ojo, ni siquiera hubo aquello de “voy a consultar”) nos hizo -si ya éramos sus clientes- fidelizarnos aún más con ellos; obrigado!

Así que traje a casa este cabernet sauvignon de la misma línea de la Viña Ventisquero. Había cierto temor de que ocurriera algo similar, pero no, así como los otros vinos de esta misma línea bebidos semanas atrás, con éste no hubo ningún problema; el vino estaba perfectamente conservado al interior de su botella.



Es negro hacia el centro, con bordes ligeramente ocres, denota mediana corpulencia, forma lágrimas medianas de poca intensidad.

Es afrutado, frutos rojos, toques de pimientos, madera, tierra, y en la última copa Cris percibe sensaciones a humo y tabaco.

En boca es de mediana corpulencia, cuenta con una leve sensación a madera bien integrada a la fruta, de buena acidez. De final medio con retrogusto a  tabaco.



Como ya dijimos al inicio fue adquirido en Celeiro Municipal, del Mercado Municipal en Curitiba a RS 54,30 reais (S/. 66,00 soles ó US$ 23,00 dólares), o sea, de una buena rpc. Es bueno reiterar por si no quedó claro que éste problemita de fuga por el corcho no tiene nada que ver con la calidad de un vino y/o de una bodega, puede suceder por varios motivos con cualquier vino, hasta de los más renombrados. Ojalá no más no suceda con alguna botella traída de afuera porque ahí sí no habrá posibilidad de cambio. Éste cabernet sauvignon estuvo maduro, íntegro, en toda su plenitud, muy correcto, de taninos sedosos; así como hoy no decepcionó. 



Anybody seen my baby - The Rolling Stones 



She was more than beautiful
closer to etherial
with a kind of down to earth flavor



No sólo trae buenos recuerdos, finales de los 90's, sino que sigue siendo uno de sus temas muy actuales, como si la hubiesesn lanzado ayer.  

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Road Show Curitiba 2014 organizado por Vini Portugal y Wines of Portugal



El lunes 01 de setiembre se realizó el Road Show organizado por Exponor Brasil y promovido por Vini Portugal y Wines of Portugal aquí en la capital paranaense, Curitiba, en dos salones reservados para dicho evento en Porcini Trattoria en el centro de la ciudad, y para esta parada –otras ciudades brasileñas consideradas fueron São Paulo, Florianópolis, Ribeirão Preto, y cerrarán el tour éste viernes 05 en Vitória- tuvo a 12 productores /importadores cada uno con varias marcas a disposición del público interesado; aquella legión de adoradores a Baco crece más y más en Brasil y aquí en Curitiba lo podemos comprobar, y aquella noche pudimos estar ahí.

Existe un pequeño problema cuando la legión a la que nos referimos es mayor: son muchas las personas en busca de información –y lógico, de vino- y pocos como cortos los momentos –de 17:00 a 19:00 horas- para intercambiar palabras con los productores, pues no nos parece apropiado acaparar la atención de una persona cuando hay muchas que también quieren saber de él y de sus productos. Pero por otro lado, es gratificante ver cómo cada vez hay más gente interesada en conocer más acerca de este maravilloso mundo del vino, saber con cuál comida podría armonizar el caldo que está degustando en aquel momento. Como en muchos aspectos, en cuanto a vinos los brasileños la tienen bien clara: no hay roche por preguntar, todos van (vamos) -además de degustar vino- en busca de conocimiento, de empaparse aun más sobre el tema.

Y el tema –el maravilloso mundo del vino- es muy amplio, y como hace algunas semanas atrás lo fue con Uruguay, con su cepa bandera, el tannat, hoy fueron vinos portugueses: todo un universo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados, y ese era un punto interesante que estaba en boca de muchos pues prácticamente el mensaje subliminal era “esqueça de Argentina e Chile..!!” (“olvídese de Argentina y Chile..!!”), conscientes de que por aquí -como en Perú- el mercado es dominado por vinos de esos países vecinos los lemas con los que apelan en los libros y guías a dejar de lado esa costumbre eran “Esqueça o común, aproveite o único” (“olvídese de lo común, aproveche lo que es único”), o “Desafie os seus sentidos, aprecie o que é único” (“Desafíe sus sentidos, aproveche lo que es único”), pues realmente los vinos portugueses son caldos totalmente diferentes a lo que estamos acostumbrados a beber por estos lares. Para tener una idea, Portugal cuenta con 250 cepas autóctonas, y si para los que conocemos muy poco de ellos los nombres de Touriga Nacional, Trincadeira, Arinto y Albariño se nos torna algo conocido, ya Touriga Franca, Baga, Encruzado, y Fernão Pires, -por mencionar sólo 4- nos genera un gran signo de interrogación, una sensación de sorpresa que no tratamos de esconder, por el contrario, nos emociona saber de su existencia y tal vez hasta poder probar vinos trabajados con esas cepas, mezclados entre sí en blends generosos, corpulentos, elegantes y con mucho carácter, pero también blends trabajados con castas más conocidas como el cabernet sauvignon, el syrah, entre otras. En cuanto a sus indicaciones geográficas las más conocidas quizá son Alentejo, Dão, Porto e Douro -y aun así sabemos muy poco de ellas-, ya Tras-os-Montes, Beira Interior, Távora-Varosa, Bairrada, entre muchas otras están ahí prestas a ser descubiertas por la gran mayoría por estos lares.

Sí, definitivamente no mienten cuando apelan a un universo único, muy probablemente igual de maravilloso del que conocemos un poco más. 



Dueño de un acento típico portugués, don Mário Neves, Director de la vinícola Aliança Vinhos de Portugal, se expresa con la fuerza y el cariño cuando se le interroga por sus productos en la mesa. Hay mucha emoción en sus palabras, y como buen padre no desdeña a ninguno de sus hijos, conocedor de la importancia de vinos como Casal Mendes en sus variedades Rosé y Verde. Cris experimentó el rosé y quedó encantada: de un rojo muy vivo con una hermosa tonalidad algo anaranjada y de una inusitada frescura. Esta marca es su caballito de batalla, los que le dan margen y entrada, abarcando un público más amplio. Ya del otro lado están sus hermanos mayores: Aliança Reserva y Quinta dos Quatro Ventos. El primero es muy afrutado en nariz y en boca, y al probarlo, además de refrendar esa sensación tiene un sutil toque de tostado. El segundo es mucho más potente y corpulento, tiene una mejor acidez, todo en perfecta armonía. Ambos probamos estos dos, Cris gustó más del segundo, yo de ambos. Aliança es una vinícola con más de 80 años de vida, y uno de sus primeros mercados, además de Europa y África fue justamente Brasil. La sorpresa fue mayor cuando nos dijo que se vendían en la cadena Angeloni, lugar con una buena área para vinos que solemos frecuentar. El fin de semana que nos esperen por allá. 





Jonas tiene un gran entusiasmo que usa hábilmente para atraer gente hacia su mesa como abejas a la miel, sirve vino a diestra y siniestra, acomoda las botellas para las diversas fotografías, e incluso no se intimida a salir en ellas si así lo requieren: “gente, compartilhem no facebook e no twitter à vontade” repite siempre con una sonrisa estampada en el rostro. Él es de la importadora que representa a los caldos de la vinícola Herdade Paço Do Conde. Aquí Cris probó el Herdade Das Albernoas Reserva 2011, de mediana corpulencia, rica sensación afrutada, iría bien con quesos o con comida, inclusive solo como ahora, tiene buen carácter. Luego, ambos probamos el Colheita Selecionada Touriga Nacional Syrah 2010, es muy equilibrado, de una rica sensación floral en el retrogusto. Finalmente el Herdade Paço Do Conde Reserva 2009, muy aromático, perfumado, en boca muy afrutado con una sensación cálida al final y una leve sensación especiada, pide comida y algo de tiempo para liberar todo lo bueno que tiene para ofrecer. Tres caldos muy sabrosos de esta vinícola que se apreciarán mejor en la tranquilidad del hogar. 




Al frente estaba la mesa para los caldos de la vinícola Bacalhôa Vinhos de Portugal. Esta vinícola fue fundada en 1922 y detenta viñedos en las regiones más famosas y conocidas de Portugal: Alentejo, Dão e Douro, Península de Setúbal, Lisboa, y Bairrada. Aquí pudimos apreciar su Quinta de Bacalhôa Tinto 2011, un cabernet sauvignon que si por algún momento pensamos que por ser trabajado con esta cepa más conocida por nosotros íbamos a sentirlo un tanto más familiar, craso error. De un terruño totalmente diferente como lo es la Península de Setúbal este tinto totalmente diferente creó divergencia entre nosotros: Cris prácticamente lo adoptó como suyo, a mí me arrolló. Es un tinto que claramente tiene larga vida por recorrer, se apreciará mejor con algunos años en botella, y aquel día lo encontré avasallador, potente, inclusive algo rústico; ya Cris me miraba y me increpaba: Como não pode gostar desse vino..!! No es que no me guste, sólo creo que no es para mí, al menos en ese momento. Ella lo encuentra corpulento, sensaciones afrutadas muy bien integradas a la rica y marcada sensación a madera, de final largo con retrogusto especiado y una marcada sensación mentolada. Aunque lo disfrutó solo cree que estará mejor con comida. Luego, yo probé Tinto da Ânfora 2011, éste está más domado, más sedoso, muy afrutado, la madera presente. Fue ahí, degustando este interesante tinto que comienzo a reparar en los efectos de ambos tipos de vino: los más jóvenes, incluso los reserva, y los de guarda. Mientras los dos primeros destacan en eventos como éste pues están listos para ofrecer todo el potencial que tienen en el momento exacto de la degustación, los de guarda por necesitar un tiempo de decantación e inclusive mayor tiempo en botella, en el momento de la degustación pueden pasar la impresión de ser “tíos cascarrabias”. Es un error en el que no debemos caer, aunque Cris parece tenerla más clara que yo, y me alegra percibir eso. Y mientras degusto aquel último, ella se manda con el Meia Pipa Private Selection 2011 mientras me mira de soslayo con una sonrisa coqueta. Yo, creyendo que es el efecto de tanto elixir, minutos más tarde, en cuanto vamos a la sala de comidas, me vuelve a encarar: Tinha um Private Selection na sua frente e você pega aquele ânfora…? La verdad es que no lo ví, y el Tinto de Ânfora sí lo disfruté. Ella encuentra aquel Meia Pipa Private Selection con las frutas negras a flor de piel, potente, voluminoso en boca, muy intenso, aunque lo encontró muy sabroso también pide comida. Definitivamente los vinos de esta vinícola se las traen. 


Hablando de comida, la necesitábamos, y hacia allá fuimos. 













Aproximadamente una media hora después nos acercamos a la mesa de la importadora Interfood que representa a la vinícola Aveleda Portugal. Algo curioso pasa al menos por aquí con esa vinícola. Mencionan su nombre y un gran signo de interrogación se crea en una pequeña nube encima de nuestras cabezas. Pero antes de terminar de mencionar Casal Garcia ipso facto las imágenes de estos vinos aparecen en nuestras mentes. Sin embargo esta vinícola data de 1870 nada menos, y a través de varias generaciones de una misma familia llevan esta empresa que detenta aquella popular marca mencionada líneas arriba, Casal Garcia. Esta marca es tan popular cuanto lo son el chileno Casillero del Diablo, y el argentino Trapiche –los varietales de su línea base-, o sea, una marca con mucha presencia en el mercado, los encuentras sin buscarlos, de gran distribución y rotación. Cualquier vinícola en el mundo quisiera ostentar una marca como ésta –o como esas marcas chilena y argentina mencionadas- que les da un amplio margen para otros emprendimientos. Son vinos jóvenes, para ser bebidos en cuanto salen al mercado, joviales, frescos; son muy populares por aquí. Aunque no aparece en este blog –en nuestro pequeño espacio sólo aparecen los vinos que bebemos en casa- hace un tanto que no bebíamos un Casal García. Cris se aventuró con el rosé que no conocía: sensación a fresas muy marcada, suave, simpático, refrescante. Ambos probamos el Aveleda Alvarinho 2013; no es atractivo a la vista, de una débil tonalidad, pero en boca es fresco, tiene un toque mineral. Luego yo pude probar el Charamba Douro 2012, totalmente desconocido para mí: jovial, no parece pasar por barricas –vino portugués sin paso por barricas, si hasta parecía que no había, ¡claro que los hay!-, sedoso, taninos suaves, muy fresco, me lo imagino para aquellos días veraniegos donde dudas abrir un tinto, éste no estaría nada mal; interesante. 


Si algún lector llegó hasta estas líneas y es del que está comenzando a apreciar vinos, los caldos de la marca Casal García pueden ser una entrada perfecta a un mundo muy amplio y diverso, como maravilloso. Estos vinos pueden ser los que te enganchen a continuar descubriendo cada vez más, probar otros más complejos, para luego regresar a esa marca siendo recordada con el cariño y la gratitud con el que se recuerda el primer amor. 





Al lado estaba la mesa de la vinícola Casa Santos Lima con caldos más que interesantes. El encargado denotaba acento portugués, muy probablemente era de la propia vinícola. Lamentablemente no pudimos conversar con él. Mucha gente se aglomeraba en éste módulo y ya era difícil hacerse con sus vinos, menos aún intercambiar palabras con él; una pena. Ambos comenzamos con el Quinta de Bons-Ventos 2012: afrutado, frutas como de mermelada, aunque parece un tinto joven denota una mediana corpulencia. Luego pasamos al Portas de Lisboa 2012, de mediana corpulencia, algo cálido, con un toque de tostado en el retrogusto. Es menos complejo, también parece un vino joven. Terminamos con el Quinta das Setencostas 2010: ¡qué tinto diferente! En nariz parece algo caliente, olor a pasas y a orejones. En boca, hay alguna sensación a tabaco y también algo herbáceo, cuenta con buena acidez. Es un tinto presuntuoso, muy interesante. Caldos interesantes que provienen de una región poco conocida, al menos por nosotros, Lisboa, que detenta nueve DOC en su interior tornándola la de mayor número en todo el país. 





En la mesa número 5 se agrupan vinos de tres vinícolas. Yo opto por Monsaraz Tinto 2013 de Enoforum Carmin Group. Un tinto joven de una suave tanicidad, se bebe fácil, su propuesta parece ser esa, sencilla. En aquel preciso momento, con otros más complejos por ahí cerca no entusiasmó, pero debe ser perfecto para un momento cualquiera. Cris avistó el Porto Messias 10 Anos e ipso facto, como un acto reflejo, estiró el brazo. Este es otro vino que creó controversia entre nosotros, y eso es tan bacán como encontrar gustos en común: mientras a ella le pareció vivaz, alegre, envolvente, denso, y hasta opulento, con sus notas melosas y calidez a flor de piel, a mí me avasalló, me golpeó, me movió el piso. Aunque ambos coincidimos que no era el mejor momento para degustarlo y apreciarlo, ella siguió saboreándolo mientras hacía amigas por ahí. Yo, luego de una muy breve probada lo cambié por Reguengos Reserva 2010 de la misma cooperativa que el Monzaraz bebido primero: éste Reguengos es un tinto jovial, algo cálido sin llegar a incomodar, frutas negras con notas tostadas. Esperaba algo más complejo por ser un Reserva pero no, a la temperatura ideal fácil puede beberse en una tarde calurosa acompañando una tabla de quesos inclusive, y claro, con comida. Dependiendo al precio con que lleguen a estos lares se tornarían más interesantes, sobre todo éste último. Ya el Porto Messias 10 Anos de la vinícola Caves Messias muy probablemente aparezca en breve en este pequeño espacio, pues durante el regreso a casa ella compartía las opciones de postres con las que podría ser armonizado; vaya que si la entusiasmó. 








Mientras ella seguía conversando y saboreando su vino oporto, yo llegué a la mesa vecina de la vinícola Herdade Da Comporta, y asumiendo que era el top de la casa experimenté el Parus 2011. Sí, debe serlo. Un tinto perfumado, atractivo desde esta fase. Voluminoso, elegante, con la fruta muy perceptible y bien integrada a la suave sensación a madera; muy sabroso. De seguro se tornará mucho mejor con algunos años más en botella, todavía está muy joven, quien tenga paciencia y sepa esperar algunos pocos años lo disfrutará mucho más. Probablemente en el momento en que llegué este tinto ya estaba abierto hace algún tiempo pues al parecer ya había respirado un tanto; ¡todo un vinazo! Después de éste no quise probar otro de esta vinícola, sería hasta injusto. 





Finalmente llegamos a la mesa de Vidigal Wines, vinícola con un amplio portafolio de marcas y productos. Particularmente tenía la clara y única intención de probar el Brutalis 2009, pero hacía poco se había acabado así que varias personas estábamos esperando la llegada de una nueva caja. Mientras llegaba nos animamos a probar el Dom Dinis Reserva 2009: ¡qué bueno que lo probamos! Hubiese sido una pérdida el no hacerlo. Rica sensación afrutada, buen volumen en boca, potente, de mediana corpulencia, con retrogusto algo cálido y sensación a cacao, toda una gran experiencia. Llegó el Brutalis pero ahora era cosecha 2010. Como cualquier vino top éste necesitaba algún tiempo de decantación pero se puede ver y vislumbrar un vino potente, opulento, aún joven, con muchos años por delante para poder disfrutar de todo su esplendor, aun así resultó sabroso, un tinto con mucho brío. Finalmente experimentamos el Casa do Cónego Licoroso 1982 , intrigante vino con 16,5% de graduación alcohólica, de un dulzor que no empalaga, cálido, fortificado, muy sabroso, que por momentos hizo olvidar a Cris del Porto Messias 10 Anos. En la fotografía pueden verificar que tanto el Brutalis como este último licoroso cuentan con cápsula de cera. Qué duda cabe, cerramos la noche con broche de oro. 




Obrigado Lucas por aceitar tirar essa foto com nossa câmera!



El evento estaba muy bien organizado. Se había destinado otro salón para la amplia mesa con bocaditos y piqueos muy variados como se puede apreciar en dos imágenes hacia la mitad de este post. Mientras conversábamos y revisábamos nuestras anotaciones en las guías que proporcionaron en la entrada reparamos de la amplia pantalla que ahí había. Al parecer ahí se realizó con unas 2 ó 3 horas de antecedencia el Master Class dirigido a los “profesionales del área”. ¿Sólo los “profesionales” necesitan aquellas charlas y exposiciones? ¿Y el público entusiasta, potenciales consumidores? Como a muchos otros nos hubiese encantado poder estar presentes y aprender más sobre el clima, la diversidad de terruños, cepas y caldos con que cuenta Portugal. Pero eso no minimizó la gran experiencia que proporcionó un evento como éste, ojalá en otros años se pueda repetir y nuevamente Curitiba sea considerada en el tour. 


Para más informaciones sobre diversos eventos en el mundo entero la página web de Wines of Portugal está aquí, y también la pueden seguir por el facebook aquí. Así también el facebook de Vinhos de Portugal Brasil aquí. Y la página web de Vini Portugal aquí.

Y todo lo encontrado aquella noche de hecho es sólo un poco de lo mucho que tiene Portugal por ofrecer; un cachito como para provocar. Con esa estrategia de marketing intentando diferenciarse claramente de los productos dominantes –argentino y chileno- en el mercado brasileño no exageran un ápice al presentarse como vinos con una personalidad única, diferentes entre sí, que albergan toda una antigua historia y tradición vinícola de alta calidad, todo un maravilloso universo por conocer.