sábado, 18 de agosto de 2018

El Gatopardo, Giuseppe Tomasi Di Lampedusa



Año de publicación : 1958

Título original : Il Gattopardo

Editora de la presente edición : Circulo do Livro

Título en portugués : O Leopardo

Traducción al portugués : Rui Cabeçadas.



Los actuales millennials adorarían Tancredi.

Tiempos conturbados aquella Sicilia de mediados del siglo XIX cuando Giussepe Garibaldi lideraba la unificación de Italia.

El príncipe Fabrizio Salina, erudito aristócrata, cultiva las ciencias y el romanticismo con la misma pasión que relega a su esposa Maria Stella; su sobrino Tancredi Falconeri, totalmente en las antípodas, seducido por los juegos de cartas y la belleza femenina. Frívolo, llegado a la vida fácil, aprovechando envolver con las palabras, su llegada con las personas, y su facilidad en crear alianzas. Con el sarcasmo en la punta de la lengua y la sorna lista ante cualquier comentario, derrocha por muchos momentos carisma y difícilmente despierta dudas a su alrededor; y al centro de ellos el padre Pirrone, cauto, por muchos momentos inocente, aunque ni tanto cuando una guapa mujer estaba cerca de él. Ellos tres son el eje de esta fenomenal historia de una familia de clase media alta venida a menos, donde el polvo todo parece cubrirlo, sin que haya nadie para quitarlo y así poder intentar al menos mantener el esplendor en el que en un pasado no tan distante vivieron.

El camino a continuar con un estilo de vida e imagen consecuente a su linaje los hace considerar una unión que antes la verían desproporcionada.




Las descripciones del inicio del fin de la aristocracia siciliana son perfectas, quizá por Giuseppe Tomasi Di Lampedusa (Sicilia 1896 -Roma, 1957) haber sido un príncipe en la vida real -Príncipe de Lampedusa-, sabe ubicar al lector en toda la grandeza de ese mundo y lo mejor, presenciar cómo de a pocos va decayendo. Lo que más atrae mi atención es el personaje de Tancredi, tan relajado y esperando el momento cierto para decidir qué es lo mejor para su vida, camaleónico, sin necesidad de que las preocupaciones lo abrumen. Mientras el príncipe Fabrizio representa la antigua y conservadora aristocracia siciliana, Tancredi es aquella brisa nueva, la juventud, el futuro cercano de Sicilia como parte de Italia, un futuro representante en la política local.

Lo interesante de esta obra con una trama por momentos enredada, y hasta podría pensar pesada, es cómo la torna llevadera, ágil, y ahí está el éxito de esta empresa: valiéndose de momentos de humor, de romance, de amores y desamores, podría incluso verse como de auto-ayuda (tanta gente en busca de ese tipo de libros) ya que mientras Fabrizio con toda su educación y cultura solo consigue abismarse ante la probable decadencia, Tancredi, casi sin despeinarse, ve –en Angelica- una oportunidad de salida; dos perspectivas diferentes ante la misma situación.

Trae el prefacio de Giorgio Bassani, corto pero conciso. Plagado de recuerdos y anécdotas, transportándome a esa época en la cual la única obra del príncipe de Lampedusa era rechazada y delegada al olvido aparentemente por razones políticas. El tiempo se encargó de restituir ese aparente error y colocarlo en el lugar que se merece. El hecho de que por una sola obra un escritor llegue a superar la barrera del tiempo la torna, de por sí, notable.

domingo, 5 de agosto de 2018

Odyssey White Brut 2014




Gray Monk Odyssey

Odyssey White Brut 2014

Riesling – Chardonnay – Pinot Blanc - Musque

11,3% Grad. Alc.

Okanagan Valley, British Columbia, Canadá.



Un espumoso canadiense con garbo desde el estante es este Odissey. ¿Será la seriedad que denotan en su etiqueta? Y es que al desviar la mirada hacia otros espumosos de rótulos e incluso botellas coloridas hacen que éste nos llame más la atención. Uno de los últimos vinos canadienses que nos quedan.



De un amarillo pajizo, burbujas pequeñas y abundantes, forma una buena corona.

Aroma a manzanas verdes, con una sensación cítrica, como a cáscara de limones amarillos (o siciliano no Brasil), y hacia el final un leve toque mineral.

En boca se refrenda las sensaciones a manzanas verdes, lo cítrico hace recordar más a limas. Es seco, con buena acidez, cremoso, llega a ser crocante. Hacia el final deja sensaciones de piña y melocotón secos.

Adquirido en BC Liquor Store de Burnaby, a CA$ 25, aunque de precio elevado tiene una excelente rpc.

Acompañó bien unas tajadas generosas de cheesecake de frutas rojas.

Un canadiense que te preguntas ¿por qué no lo conocimos antes? Una gratísima sorpresa a un precio digamos que accesible. Muy fresco, de una personalidad avasalladora, y con un charme (sí, sí, esa palabrita…, pero creemos que su traducción al castellano no lleva ese encanto) rotundo que envuelve desde el principio
. Ambicioso.