jueves, 20 de mayo de 2010

Casa Perini, Cabernet Sauvignon 2006



Casa Perini; Cabernet Sauvignon 2006; 12% Grad. Alc; Anjos Santos, Farroupilha, Rio Grande do Sul, Brasil.

No es aconsejable beber un vino de una diferencia marcada luego de haber bebido uno bueno, y eso que soy consciente de que jamás esperaría encontrar en este algo de lo encontrado en el Marques… chileno bebido anteriormente, pero sí, por estar en un mismo rango de precio, por lo menos que se acerque a lo que ofrece un Alamos de Catena: luego de la experiencia, ese argentino mencionado está muy lejos por su calidad en referencia a este brasilero.
No es vinagre. Llega a ser bebible, pero sin ningún entusiasmo, y eso ya lo hace olvidable; un vino que no genere entusiasmo no debería ser tal. Parece tener cuerpo medio, no es translúcido, pero ya en las copas no forma lágrima alguna al inicio, y luego, forma unas tan pequeñitas que llegan a ser risibles. Prácticamente carece de aroma: tienes que esforzarte y dejar la nariz dentro de la copa un buen momento. Hay algo muy leve ahí que luego comprobamos al compararlo con una compota que tenemos en casa, es el mismo olor: frambuesa, hay un toque de frambuesa muy leve. En la boca el entusiasmo no aumentó en lo absoluto: bebida con poco cuerpo. Lo dejas en la boca un momento, y luego de pasarlo no deja rastro alguno: taninos leves, sin personalidad alguna. A ella le dejó una leve acidez que le incomodó un poco, no sucedió conmigo. Si bien está en el rango de aquellos vinos accesibles, también no es menos verdad que por ese precio hay mejores opciones, como el Alamos argentino ya mencionado, o un Casillero del Diablo chileno. Comparándolo con el Salton Classic de la misma cepa y del mismo país, que es más barato que esta botella aquí (la mitad de precio), el Salton sale mejor librado, pues ambos ofrecen lo mismo: casi nada, sólo que aquel es más barato y por eso ya te haces la idea de esperar algo así. Sensación de apatía y desagrado dejó este vino brasilero.

No hay comentarios.: