lunes, 16 de agosto de 2010

Sandeman Tawny Porto 10 years old




Sandeman 

Tawny Porto 10 Years Old
sin añada 
20% Grad. Alc.
Vila Nova de Gaia, Porto, Portugal.

Es extraño coincidir con las características que aparecen al revés de las botellas: generalmente, en muchos vinos terrenales es verba marketera. Con este vino lo que se percibe rápidamente es el toque de vainilla en la boca, tal como está indicado en la etiqueta posterior. También se percibe esa acidez leve, como cuando rayas cáscara de naranja. Sabor ligeramente tostado, sensación muy agradable. Es algo más denso del rubí joven de la misma casa bebido el año pasado. De color ámbar, medio rojo. Con aroma a pasas, fuerte. Siguiendo la recomendación de la etiqueta posterior lo acompañamos con helado: el contraste del vino en la boca fría es diferente, se acentúa el sabor a pasas, muy agradable. Lo estábamos degustando luego de la cena, durante la conversa con cuñada y concuñado quienes habían traído bombones a Cris por su cumple’, además del vino shiraz: con los bombones la sensación es muy agradable también, diferente: el amargor del chocolate contrasta con el dulzor tostado de la bebida. No fue así con los chocolates con rellenos de frutas (limón, maracuyá); particularmente, me agradó más con los bombones más amargos. Vino con una alta graduación alcohólica, te envuelve con su espíritu.

Si bien la casa fue fundada en 1790, por George Sandeman, un joven escocés originario de Perth, quien comenzó en el Tom’s Coffee House en Londres, con la ayuda económica de su padre quien le prestó 300 libras esterlinas para su empresa, llegando a especializarse en vinos oportos y jerez, y en la actualidad, es la sétima generación de la familia quien lleva el negocio. En una entrevista a George Sandeman (7ma generación), él cuenta que el logotipo característico de esta marca fue acuñado recién en 1928 por George Massiot Brown, quien era un artista que trabajaba para la empresa Lochend Printing, quienes se asociaron con Sandeman para algunos negocios. Él, pidió diseños para unos posters, y fue así que nació la silueta de “The Don” (“El Don”). Vestido a la usanza de los caballeros españoles de Jerez, con una capa estudiantil portuguesa y sombrero de ala ancha, “El Don” aparece con una copa color rubí de oporto en la mano. George Massiot Brown sabía que los posters con diseños de artistas franceses estaban muy de moda en aquel tiempo así que firmó su obra como G. Massiot, para ocultar su origen escocés, sin imaginar nunca que “El Don” sería el primer logotipo ícono para un vino, y actualmente reconocido en todo el mundo siendo asociado a la marca. “El Don” representa todo el misterio y sensualidad que transmite la marca Sandeman.


Fuente:

- Entrevista a George Sandeman (7ma generación)

No hay comentarios.: