miércoles, 6 de agosto de 2014

Ponto Nero Moscatel




Domno Do Brasil

Ponto Nero Moscatel

Moscato Branco 100%

7,5% Grad. Alc.

Vale Dos Vinhedos, Garibaldi, Serra Gaúcha, Rio Grande Do Sul, Brasil.



Aunque estemos en pleno invierno últimamente la temperatura en Curitiba está subiendo, con sol fuerte de día y noches frescas, agradables, algunas inclusive cálidas, si hasta da ganas de enrumbar a la playa, y aunque sea mitad de semana aprovechamos para descorchar este espumante brasileño, y tras la primera copa Cris ya anotó la marca en la lista de compras del fin de semana para hacernos de alguna otra botella más. El entusiasmo es tal que tras degustarlo ahora en casa se torna una gran opción para llevar de presente al extranjero, no es exagero.

 


De un amarillo pálido con notorios tonos verdes, con abundante burbuja (perlage le dicen los entendidos, nosotros burbujas o bolitas) pequeño, abundante y muy persistente.

Es muy aromático y cautiva sin llegar a acercar la copa a la nariz: notas de fruta madura, cítrica, como de lima, de naranja, y una fuerte sensación floral, y su aroma también es muy persistente.

En boca lo cítrico ataca primero, aquel gustito como a naranja y a lima, luego la sensación floral y un retrogusto como a miel.


 


Es muy rico en boca, estuvo inclusive algo amantecado, y ese final leve como a miel no lo torna empalagoso en ningún momento. Acompañó muy bien un queque de plátano (con cáscara, a la elevada temperatura del horno se vuelve muy rica) hecho por Cris, y una ensalada de frutas para esta noche fresca. 

Fue adquirido hace un mes en Celeiro Municipal del Mercado Municipal de Curitiba a RS 23,90 reais (US$ 10,55 dólares ó S/. 29,50 soles) o sea tiene una excelente rpc por todo el disfrute que ofrece; definitivamente no tiene pierde. Para ser alabado al estilo musulmán. 






No escuro – Pitty

En noviembre del 2004 iba con amigos brasileños a jugar boliche a las afueras de Minokamo en Gifu. Aquel día conocí a Glaucia Honda y a Charles Trigueiro, grandes amigos que ahora viven en su ciudad, São Paulo, cada quien con sus respectivas familias. Roberto -otro buen amigo paulista- quien dirigía aquella nave puso un cd de esta rockera bahiana, Pitty, y yo simplemente me enamoré de aquella bajita poderosa, de ella y de su voz, la fuerza con la que cantaba muchas de sus propias canciones. Su segundo cd sólo reafirmó mi gusto por ella. En mayo del 2007 se anunció la llegada de ella y su banda a Nagoya, en el tour por aquel segundo cd donde viene esta canción, y todos entusiasmados por hacernos de las respectivas entradas, pero un viaje intempestivo a Lima me impidió que fuera a verla. Hace algunos años ya aquí en Brasil, Cris, fanática de Rita lee me hablaba de esta joven rockera, como la sucesora de la voz de Os Mutantes, inclusive le llevó de obsequio a una dj de radio Oxígeno (por esas cosas raras Cris gusta escuchar la radio limeña Oxígeno por internet, yo prefiero oír por el mismo medio la radio curitibana Mundo Livre, así que alternamos) un par de cd’s de ella, inclusive la dj tuvo el detalle de agradecérselo en vivo; la música de Pitty es una constante en casa, y esta animación independiente de Guilherme Cesar quedó muy buena pudiendo escuchar el tema en estudio, aunque su performance en vivo no diste mucho de este audio original.

No hay comentarios.: