viernes, 1 de abril de 2016

19 Crimes 2013





Baileys of Glenrowan

19 crimes 2013

Shiraz – Durif

14,5% Grad. Alc.

Victoria, Australia.




Sinceramente no conocíamos sobre la uva durif, y así, mirando en el estante con la banderita australiana nos deparamos con este blend de shiraz y durif de interesante etiqueta; ¿vamos a probar?, pregunto a mi amada, ¡vamos!, me responde Cris. Las fotografías de los tíos que aparecen en las etiquetas son de presos reales del siglo XVIII y XIX en la antigua Gran Bretaña, quienes eran deportados hacia la "nueva" tierra descubierta y conquistada (el término "invadida" quedaría mejor): Australia. Así, cada vino trae un crimen cada uno, un deportado diferente. Esta botella trajo el corcho con el crimen #9. La página web no tiene pierde, incluso un vídeo que parece un corto. Todo ese marketing sirve cuando el vino está bien hecho, y vaya que lo está. 

Intentando conocer algo acerca de esta nueva variedad para nosotros descubrimos que nuestros vecinos del sur le cambian el nombre a petite sirah, quizá porque en realidad nació de un cruce natural entre la variedad peloursin y syrah, y lleva aquel nombre por su descubridor, el Dr. François Durif quien la difundió hacia la segunda mitad del siglo XIX. Cuando se abre una botella de vino también bebemos historia.



Es de un rubí muy intenso, de bordes violáceos, denota una corpulencia mediana, forma lágrimas grandes y muy persistentes.

Aroma a frutos negros, algo como a pasas, vainilla, aroma muy intenso y persistente.

Lo afrutado se refrenda, también aquella sensación cálida, como a pasas. Su corpulencia es mediana a más, hay una leve sensación a tabaco. De taninos sedosos. De final largo con retrogusto a chocolate.



Adquirido en BC Liquor Store a CA$ 17,30, de una excelente rpc. La verdad no sabíamos con qué armonizarlo, como el blend tiene syrah optamos para cuando hiciéramos cordero asado con papas, y no fue nada mal. Es un tinto con una personalidad diferente, cálido de inicio, sin que eclipse su elegante sensación tánica. Sin llegar a ser opulento es un tinto que pide comida, dudo que con una tabla de fríos vaya tan bien como con carne de sabor fuerte. Un gran descubrimiento del cual estaremos atentos a nuevas añadas y otras variedades. 





Ouro de tolo - Raul Seixas

El maestro Raul Seixas en castellano. No sé cuál disco es el que recopila sus éxitos en idioma castellano, pero hay varios en youtube, felizmente. 

No hay comentarios.: