viernes, 17 de febrero de 2017

Taittinger Champagne Brut Réserve




Maison Taittinger

Taittinger Brut Réserve

40% Chardonnay – 60% Pinot Noir y Pinot Meunier

12,5% Grad. Alc.

Reims, Champagne-Ardenne, Marne, Francia.




Ayer continuamos festejando nuestro Día de San Valentín en casa. El martes 14, lluvia, y demasiada gente en la calle, con restaurantes repletos nos motivó a quedarnos acurrucados comiendo ricas tortas. Hoy descorchamos este champagne. Es la primera vez que probamos uno, por los motivos de siempre: en Brasil son carísimos. Comentábamos ayer recordando cuando fuimos a la bodega subterránea de la tienda Monalisa (si no estoy equivocado) en Ciudad del Este, Paraguay, donde muchas cajas de las diversas variedades de ésta marca estaban empiladas; se vendía (y se vende, de seguro) como agua, pero aun así nunca nos hicimos con alguna botella para cruzar la frontera. No es que aquí en la Columbia Británica sean tan baratos, pero de seguro que mucho menos que por nuestros recordados países.

Con uvas provenientes de treinta y cinco diferentes viñedos (¿eso es positivo?), madura por tres años en bodega antes de salir al mercado.



De burbujas abundantes, persistentes. De un amarillo que asemeja al dorado, buena corona de espuma.

Aroma afrutado de inicio, lichi, melocotones, sensación al polvo del pan, un leve floral.

En boca lo afrutado es delicado, muy elegante, hay un punto de dulzor muy leve, ligeramente cremoso.



Adquirido en BC Liquor Store a 68 Justin’s, tiene una buena rpc. Acompañó bien un par de filetes de salmón asado, con arroz y papitas doradas.

Sinceramente, desde nuestra ignorancia, no esperábamos mucho por éste champagne Taittinger. No porque dudásemos de su elaboración, sino porque pensábamos: si ante algunos espumosos brasileños, y cavas hemos disfrutado rico a un menor precio, ¿qué a más te puede brindar una botella más cara, de más de 65 dólares canadienses (y éste está entre los “baratos”, los de entrada)? Sólo descorchando uno y experimentar para saber. Riquísimo. Totalmente diferente. De una elegancia y delicadez que sorprende desde la primera copa. De aroma persistente, de una textura única. Y, por los precios de sus hermanos, sospecho que éste es el de entrada.

Hay algunas otras variedades por aquí de esta casa, y muchas otras marcas a su alrededor. El champagne, aquí en Canadá, es una nueva puerta que se nos abre en el maravilloso mundo del vino. 





 

Canterurias - Cecilia Barraza 

En el tercer surco del lado A del disco "Afro-Peruvian Classics, The Soul of Black Peru" se encuentra ésta composición de Chabuca Granda en la hermosa voz de Cecilia Barraza. 

2 comentarios:

Ariel Rodríguez dijo...

Al Champagne no hay con qué darle. Elegancia y balance perfectos.

¡Salud!

Cristina Crenchiglova y Manolo Malpartida dijo...

Esa es una verdad que ahora conocemos Ariel.

¡Salud!