miércoles, 7 de mayo de 2014

Picasso Malbec Reserva 2011





Bodega Vista Alegre

Picasso Malbec Reserva 2011

13,8% Grad. Alc.

Ica, Perú.


Es cierto que no pudimos salir a recorrer vinotecas u otros mercados en nuestra estancia por Lima, nos limitamos solamente al Wong de la Av. Dos de mayo donde cuentan con una gran área destinada a vinos y piscos, además de la muy buena atención de siempre, y fue ahí que encontramos este ejemplar peruano trabajado con la cepa malbec. La Bodega Vista Alegre fue fundada en 1857 pero como otras bodegas peruanas pasaron por la expropiación de terrenos en aquella reforma agraria hacia la segunda mitad del siglo pasado perdiendo viñas centenarias y comenzando hace pocas décadas prácticamente desde cero. La presente botella contenía un tinto que pasa 24 meses en barricas de roble francés y americano y 8 meses en botella antes de salir al mercado. Las uvas provienen de viñedos propios ubicados a 450 m.s.n.m. No indican la distancia del litoral.

A la vista, es de un violeta casi negro hacia el centro con bordes ligeramente naranjas, forma lágrimas medianas pero intensas.

En nariz, en la primera copa -de ambos-, las sensaciones a frutas rojas maduras destacan, también hay un toque de vainilla. Hacia la segunda copa –de ambos- se torna ligeramente alcohólico, hay sensaciones a pasas, a orejones, frutas secas. Hacia la tercera copa esa sensación alcohólica desaparece dando pase nuevamente a las notas afrutadas y a la leve vainilla.

En boca, en la primera copa –de ambos- es muy sedoso, lo afrutado se impone: frutos rojos se refrendan, Cris percibe una suave sensación a madera. Hacia la segunda copa se tornó más cálido eclipsando las notas afrutadas iniciales, ahora se percibe como pasas, Dos horas después, hacia la tercera copa esa sensación cálida desaparece y nuevamente aparecen las notas afrutadas, hay también notas especiadas, clavo de olor, vainilla y una acidez algo más marcada. De final mediano con retrogusto especiado, y en la última copa una sensación como de café.

Acompañó nuestra cena, un guiso de carne con papas y arroz. Este tinto no es voluminoso en boca, esta experiencia es más fresca, más fácil de beber, exceptuando la segunda copa que se puso algo rebelde. Cuenta con una buena rpc: S/. 44,90 (US$ 15,80 ó RS 35,15) La pobreza en el diseño de su etiqueta esconde un tinto bien trabajado, toda una agradable y sorpresiva experiencia. 









Y ya que un vino peruano nos encandiló, dejamos un tema de los varios que estamos escuchando por aquí: “A 3000 años luz” de La Ira de Dios, gran banda nacional.

3 comentarios:

Ariel Rodríguez dijo...

No sabía nada de los Malbec de Perú. ¿El estilo se asemeja a los argentinos?

Cristina y Manolo dijo...

No Ariel, al menos de los pocos malbec que conocemos y recordamos, no. Entre algunas caracteristicas que recordamos de los malbec argentinos son esa corpulencia, esa mayor densidad, como más concentrados, pero aterciopelados, de gran equilibrio, algunos inclusive florales. Éste, aunque es un reserva, lo encontramos mucho más fresco, no te llena la boca, no es corpulento pero mostró las caracteristicas de un malbec que pasó por barricas, sin perder la sutileza. Tenemos aquí otro malbec peruano pero crianza, y tras esta experiencia lo imaginamos más suave aún, no sé, ya veremos.

Sé que hay profesionales argentinos del ramo trabajando en bodegas peruanas pero no sé si en ésta haya alguno. Curiosamente en algunos casos de malbec chileno hay también profesionales compatriotas tuyos detrás de esos proyectos.

Al parecer Argentina ya no sólo exporta vino, también desde hace algún tiempo gente con el know-how.

Abrazo!

Ariel Rodríguez dijo...

Sí, es muy cierto. Y no solo asesorando sobre el Malbec. Me enorgullece como argentino, pero también como latinoamericano, porque muestra nuestra capacidad de trabajo y la de hacer buenos vinos.

Abrazo