lunes, 21 de julio de 2014

Tacama Selección Especial Petit Verdot 2013




Viña Tacama

Tacama Selección Especial 2013

100% Petit Verdot

13,5% Grad. Alc.

La Tinguiña, Ica, Perú.



El depararse con esta botella fue algo sorpresivo, no sabíamos de la existencia de varietales de la Viña Tacama bajo el nombre de su Selección Especial que reconocemos como un blend de petit verdot con tannat. No me causó buena impresión al ver la etiqueta con esa línea verde ahí en el diseño, pero esos son detalles de parte del envoltorio al que yo le doy importancia, aunque la verdad lo que realmente importe sea el vino. Esa línea de color verde ahí indicando la cepa la encuentro totalmente anti estética. Quizás esto sea algo nimio pero quién sabe si un pequeño detalle como este pueda decidir una compra o no en el consumidor final. Sí me agradó saber de la existencia de un varietal de petit verdot, esa cepa difícil de amansar y de trabajar, pero inexorablemente e ipso facto al pensar en varietales con esa uva nuestros recuerdos son de los últimos grandes varietales argentinos (Monte Cinco, y Decero Mini Ediciones, ambos varietales de petit verdot) que bebimos ya hace algún tiempo, y entonces como que la valla le queda alta, aunque sepamos que esta comparación sea injusta puesto que éste tinto es un vino joven y no de guarda como aquellos mencionados.

Según la etiqueta posterior las vides de esta cepa fueron traídas e introducidas a los terrenos de la viña hace más de 30 años. Ya en su página web no hacen mención alguna de este varietal.



Es de un rubí vivo, algo translúcido, denota leve corpulencia, forma lágrimas pequeñas de poca intensidad.

De inicio es muy afrutado, frutas rojas como de mermelada: frambuesas quizá, pero esa sensación no es persistente. En la segunda copa es algo cálido, aparecen sensaciones a guinda, algo especiado también. Hacia la tercera copa hay una leve sensación a vainilla. Siempre el aroma fue leve y de poca persistencia. 


La primera copa sorprende: aunque de una marcada y rica acidez, típica de esta cepa, llega a ser equilibrado, de poca corpulencia, fresco. La sensación afrutada (aquella frutas rojas de la etapa anterior) se percibe aunque no destaca. Ya en la segunda copa (unos 40 minutos después aprox.) fue otro vino tornándose alcohólico, muy cálido, desequilibrado. Las notas a guindas y orejones resaltan. Hacia la tercera copa la sensación cálida disminuyó considerablemente pero no despareció, hay sensaciones de ciruelas negras, y un retrogusto de café, pero desequilibrado, con un exceso de tostado. 




La primera copa no estuvo mal, pero con el transcurrir del tiempo iba desequilibrándose, perdiendo el poco carácter que tenía y haciéndose cada vez más difícil el beberlo, sobre todo al aparecer aquel torrefacto hacia el final, tornándolo nada placentero. 

Encontramos realmente interesante la difícil empresa de trabajar con esta uva, ya sea en blends como en varietales, ojalá podamos depararnos con otras añadas en el futuro, por ahora todavía estamos años luz de los vecinos, al menos con esta cepa.

No hay comentarios.: