martes, 4 de noviembre de 2014

Feriado de mim mesmo, Santiago Nazarian





Editora : Planeta

Año de publicación : 2005

Fotografía de la portada : Daniel Luciancencov y Santiago Nazarian. 



Un traductor free lance que prácticamente vive encerrado en su pequeño departamento, alejado del mundo, aunque no tanto como él quisiera, con toda la modorra encima, comienza a encontrar vestigios de un invasor en su lar: un cepillo de dientes a más, parte de la comida del refrigerador consumida, sistemáticas llamadas telefónicas preguntando por una persona que él no conoce, una cucaracha muerta sin razón aparente –teniendo toda la infraestructura para sobrevivir por mucho tiempo-; y es ahí que paulatinamente comenzará a desarrollar una paranoia que lo llevará a dudar de su cordura, y a tomar medidas drásticas que harán mudar por completo su pacata y hasta entonces tranquila vida.

Ésta es la tercera novela de Santiago Nazarian, mucho más lograda que la anterior A morte sem nome, aunque aquí también encuentre esa escrita llena de frases cortas separadas por puntos, pero a diferencia de aquella novela -donde una muchacha se suicidaba una y otra vez, para renacer con el firme propósito de volver a suicidarse- aquí asistimos al brote de una paranoia que va enraizándose en Miguel, el joven traductor literario, y que va creciendo conforme pasan las páginas, en una torrentosa lectura con un final tan inesperado tanto para mí como lector, y para Miguel, el personaje principal quien sufre las consecuencias de su desvarío.

En la presente novela las incontables frases cortas separadas por puntos le va como anillo al dedo a la trama: hace crecer sus dudas sobre su cordura, pone énfasis en sus soliloquios que también están llenos de humor negro y mucha autocrítica, aunque el personaje no tenga la menor intención de mudar su dejada vida.

Es increíble cómo la editora Planeta dejó ir a este joven escritor brasileño que a estas alturas ya dejaba de ser una promesa para ser toda una realidad. Ésta fue su última publicación con ellos, para luego entrar –y por lo visto- y quedarse en la editora Record quienes hasta el presente año le vienen publicando sus obras; bien por ellos.

Recuerdo haber mencionado acerca de la horrorosa carátula de Pornofantasma, su –hasta ahora- único libro de relatos. Es justo mencionar ahora que la portada de esta obra está muy bien lograda. Una fotografía de la diestra del escritor cortada especialmente para la portada; espero que sea zurdo. No lo encuentro posero al hacer esto, y sí un derroche de arte por parte de Daniel Luciancencov para aprovechar y saber capturar el momento. Por más que sea un pequeño tajo, el que un escritor se corte su propia mano para la carátula de su libro lo encontré además de inusual, quizá hasta comprometido en el todo de su obra, pero por cierto algo disparatado también. 




Muy probablemente fue con esta obra que Santiago Nazarian se empieza a consolidar como uno de los más importantes escritores brasileños contemporáneos –aunque no aparezca en la lista de los veinte mejores escritores brasileños de Granta- e incluso a coquetear con el público hispanoamericano. Veo en internet que a Santiago Nazarian de a pocos ya lo están traduciendo y publicando en castellano –e inclusive en italiano (aquí y aquí también)-; muy merecido se lo tiene.

Feriado de mim mesmo es una lectura muy intensa donde quedas preso como en un remolino de donde no te zafas sino hasta el final del libro, incluso durante la lectura uno repara en ciertas peculiaridades del ser humano; en ningún momento se pierde el interés por la trama, por el contrario, envuelve a cada página, se lee con mucha avidez despertando aún más la curiosidad por los otros libros de un escritor tan bizarro como su obra en sí. 



Influencia - Charly García 



Charly García, uno de los pocos genios de la música en castellano que nos queda por estos lares en Sudamérica hizo ya hace algún tiempo este cover del tema Influenza, de Todd Rundgren de una manera tan magistral que a muchos nos llega a gustar más que el propio original. Desde los instrumentos hasta el vídeo en sí, el trabajo de Charly no podía ser otro que el de un maestro. 

No hay comentarios.: