jueves, 1 de diciembre de 2016

Yellow Tail Chardonnay 2015






Casella Wines

[yellow tail] Chardonnay 2015

13% Grad. Alc.

Yenda, Griffith, Riverina, South Eastern Australia, Australia.



Un amigo apareció a inicios de la semana pasada con ésta botella la cual no fue abierta por ya estar con otras en la mesa. Hoy, aunque el frío allá afuera cale, aquí adentro estamos tan a gusto con la temperatura que un blanco no viene nada mal.

Ya hemos probado en Brasil un par de vinos de ésta conocidísima marca australiana Yellow Tail, muy fáciles de encontrar por allá, y por aquí; siempre cuando lo vemos nuestra idea acerca de ellos es que son sospechosamente pop.



De un amarillo brillante, forma lágrimas medianas, de mediana intensidad.

En nariz afrutado, como a melón, a melocotones, aroma de poca persistencia.

En boca, lo afrutado se refrenda, melón, melocotón, peras tal vez, de leve corpulencia, poca acidez. De final mediano, con un punto de amargor (no es negativo), como de un almendrado en el retrogusto.



Como mencionamos, fue un presente, pero sabemos que los vinos de ésta marca rondan los CA$ 10, o sea, consideramos que tienen una mediana rpc. Mediana porque para nuestro gusto, a la hora de comprar, preferimos aumentarle 7 ó 9 justins más y acceder a un vino más trabajado. Sin embargo, sinceramente, por 10 justins no está nada mal para lo que ofrece. ¿Y qué ofrece? Lo primero y más importante: no es imbebible. Para una tarde cualquiera no está mal. Si se tiene que ofrecer una comida a varias personas hacerse con una caja no te va a defraudar, y el bolsillo te lo agradecerá. Antes de hacerle una crítica negativa hay que recordar siempre cuánto cuesta. Si aun así no te agrada métele 10 dólares más a los 10 iniciales y hazte con otra marca de alguna línea mayor y problema resuelto. Por 10 justins no esperamos “el vino”, no esperamos alguna experiencia religiosa, simplemente pasarla tranquilamente bebiendo vino, y creemos que logra su cometido; no es para volverse locos ni fanáticos con la marca, o con éste chardonnay en cuestión, es bien simple, bien básico, pero llega hasta agradar en el momento. La fruta presente y un retrogusto agradable, aunque poco refrescante. Con que no defraude ya está bastante bien para ese precio. 



PD: Así como en Brasil ahora son "temers", en Perú ahora son "kuczynskis", en Estados Unidos todavía son "obamas", el término "justins" se refiere a Trudeau, el Primer Ministro canadiense, y no a Bieber, la estrella pop de éste mismo país, por siaca'. 







Nobody but me - Michael Bublé feat. Black Thought from The Roots. 

Conocí la música del canadiense Michael Bublé hace once años, en la isla, cuando una amiga me prestó el cd "It's time" del 2005 que hasta ahora está grabado en el computador. No me desagrada, pero tampoco me emociona. Indudablemente tiene buena voz, y un carisma que no deja indiferente. Ya a Cris las canciones de éste tío le gustan algo más. Escuchamos más sus temas antiguos porque los nuevos atiborran las emisoras. Ahora que coincidentemente vivimos en su ciudad de origen, Burnaby, en BC, lo tenemos hasta en la sopa. Tres temas de su último disco suenan a cada momento en las radios, una de ellas, la tercera del lado A es la que adjuntamos, la que da título al disco que tiene poco más de un mes de ser lanzado al mercado. En nuestros momentos pop, Bublé es una constante. 

No hay comentarios.: