domingo, 23 de febrero de 2014

Santa Rita Medalla Real Gran Reserva Cabernet Sauvignon 2008



Viña Santa Rita

Medalla Real Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2008

95% Cabernet Sauvignon – 5% Cabernet Franc

14,5% Grad. Alc.

Valle del Maipo, Chile. 


Debería ser difícil beber un tinto en verano, más si es un Gran Reserva, sin embargo, hay noches en que el viento fuerte y frio amaina el calor y torna viable algo que normalmente es complicado. Este Medalla Real de Viña Santa Rita por todo lo que ofrece cuenta con una inmejorable y envidiable rpc, claro, porque no fue comprado en Brasil, se adquirió aquí a US$ 14,99, unos RS 34,50 aproximadamente.

Este tinto de la cepa cabernet sauvignon además es especial para nosotros: uno de la cosecha 2004 fue el segundo vino que bebimos juntos, el tercero a ser subido a este espacio. Poco más de 260 botellas después llevamos varias experiencias en el morral y seguros de que hay mucho por ahí por conocer y aprender.


A la vista, de un obscuro granate, de una densidad considerable al punto de que demora en caer por las paredes de las copas, forma lágrimas grandes y persistentes.

En nariz, muy afrutado, frutas negras, casis, moras, pasas; hay un leve toque de madera, como un trazo, igualmente la sensación a vainilla es de la misma intensidad; desde la segunda copa y en adelante desprende un aroma a pimientos verdes, como a rúcula, algo herbal, rico y diferente. Hay momentos en que aparecen notas de clavo de olor. Es una explosión intensa de aromas.

En boca, de una corpulencia de mediana a más: untuoso; las sensaciones afrutadas aparecen primero: las frutas negras de la etapa anterior, sólo que aquí es más intenso; también son más notorias aquella sensación como de pimientos verdes, y la herbal; es cálido, sobre todo en la primera copa, luego se calma un tanto, nunca incomoda; hay también una rica sensación a especias. De final largo con retrogusto algo mentolado.


Es tan sabroso este tinto que resulta increíble que cueste US$ 15, quizá por eso por aquí sin chistar lamentablemente sea ofrecido al cuádruple de ese precio. Es muy aromático, no necesitas enterrar la nariz en la copa para disfrutar su aroma, pero al hacerlo te traslada a alguna sucursal del paraíso. Ojo: no digo que no existan vinos con la misma intensidad de aroma ni el abanico de opciones que éste ofrece, pero, ¿qué cuesten US$ 14,99? Lo dudo. Las notas verdes y especiadas aparecen un tanto a más que las afrutadas sin llegar a ser eclipsada. Acompañó bien quesos, una tabla de fríos y nuestra conversa, viendo a nuestra niña jugar. 

No hay comentarios.: