lunes, 16 de septiembre de 2013

Tierra Aranda, Tempranillo 2009



Cooperativa Virgen de las Viñas

Tierra Aranda, Tempranillo 2009

14% Grd. Alc.

Aranda De Duero, Burgos, D. O. Ribera Del Duero, España
 



Hoy, para variar nuevamente de los tintos vecinos decidimos abrir este ejemplar español con singular etiqueta la cual trae un antiguo mapa –elaborado en piel, no especifican de qué- de Aranda Del Duero que data de 1503. Al verlo me hace recordar en mucho algún mapa visto de la antigua ciudad del Cusco, y no por la forma circular sino por su iglesia/catedral al centro, su Plaza Mayor o de Armas al frente, las avenidas principales que desembocan hacia esta plaza, y sus largos y estrechos jirones. No sé si se llega a distinguir la historia del mapa en la etiqueta pero justamente en este antiguo mapa se basó la edificación de las nuevas comarcas en las tierras que los españoles colonizaron a mediados del siglo XVI, quizá por eso el parecido. Para quien se interese, más y mejor información acerca de este mapa que se encuentra en el Archivo General de Simancas lo pueden encontrar AQUÍ.

Al vino: de un granate muy oscuro con bordes violáceos, de una corpulencia de mediana a más, tiñe las paredes de las copas.

En nariz, frutos rojos, algo de madera, en la tercera copa aparece un toque floral.

En boca, es de una buena corpulencia, con la madera bien integrada a la fruta, con una acidez muy equilibrada. En la tercera copa de ambos hay también aquí esa sensación floral. Hacia la cuarta copa parece medio acaramelado. De final largo, con retrogusto algo especiado.

Bien, de entrada a Cris le agradó por esa corpulencia que tiene, no llega a ser tan denso pero sí es voluminoso en boca. Es un vino muy complejo y muy bien estructurado donde ninguna sensación opaca a otra. Como este ejemplar pertenece al grupo que fueron adquiridos afuera tiene una excelente rpc: US$ 19,99 (RS 41 aprox.) aquí, sería muy difícil encontrar en Curitiba un tinto español como este a ese precio. 




La canción más hermosa del mundo, Joaquín Sabina

Cris, acostumbrada a hablar con personas de países vecinos y de otros algo más alejados, como México y Honduras, cuando por el parlante de la casa sale algún tema de un cantante y/o grupo español le encuentra una diferencia grande al acento que al escuchar acierta -hasta ahora- con la nacionalidad de los mismos -para ella debe ser como cuando yo, acostumbrado en algo con los acentos brasileños escucho a algún portugués: a ellos es más fácil de entenderlos- , y como Joaquín Sabina es uno de los grandes benefactores de la banda sonora de mi vida, y ahora de la de Cris, y de a pocos de Sofía, su ronca voz es una constante cuando ponemos música, para cocinar, por ejemplo.

"...el zaguán donde te desnudé sin quitarte la ropa", allá en Miraflores. 

No hay comentarios.: