sábado, 17 de octubre de 2015

Casal Garcia vinho verde 2013 y Three Bear Ranch B3 Shiraz 2011




Casal Garcia vinho verde 2013

10% Grad. Alc.

Penafiel, D.O.C. Portugal.




Juliana y Marcelo llegaron a casa con esta botella que cayó como un guante en los últimos días del “invierno” curitibano (26º aprox). Cris y yo ya habíamos podido conocer los vinos de esta bodega, todo un clásico en Brasil, y por lo poco visto en Canadá también. Hemos probado éste verde y el rosé, pero nunca en casa. Aquella noche fue nuestra primera vez.

Tiene la particularidad de traer cuándo fue embotellado: 07 de enero del presente año, e inclusive trae fecha de caducidad: 07 enero del 2018. Creemos que esto es algo importante pues es un vino para ser bebido joven. Es más, le daríamos dos años a lo mucho. Cuanto más joven mejor. Esto nos hace recordar que no es raro conocer personas que piensan que los vinos cuanto más viejos mejor, y muchos mercados, aprovechándose de eso expenden vinos que fácilmente podrían mandar al hospital a algún consumidor desprevenido.



De un verde tenue, como el de una infusión de hierba luisa; denota leve corpulencia.

Aroma cítricos, como a cáscara de lima, también a manzanas verdes.

Aquellas notas afrutadas destacan, como su rica acidez muy presente. De final medio con retrogusto algo mentolado.



Es un vino muy fresco, que acompañó la conversa de aquella noche calurosa, una de las últimas en Curitiba. Aunque a Brasil llegan a un precio más elevado de lo normal (lo vemos entre RS 30 y RS 33 reais, unos US$ 8 dólares americanos) igual podemos decir que tienen una buena rpc. Brinda lo que ofrece en la etiqueta: frescura. Es un bálsamo en el desierto. La pizza llegó y era hora de abrir un tinto. 





Three Bear Ranch

B3 Shiraz 2011

13% Grad. Alc.

Okanagan Valley BC V.Q.A. Canadá.




Otro vino joven nos acompañó en la mesa, un tinto canadiense, como para que nuestros amigos experimenten algo totalmente diferente a lo usual en Curitiba. Interesante el diseño de la etiqueta: tres osos en pleno jolgorio en una viña. Un varietal de shiraz del Valle de Okanagan.



De un granate vivo, denota leve corpulencia, aunque no llega a ser translúcido. Forma lágrimas medianas de mediana intensidad.

Sensación a frutos negros. Aroma de poca intensidad. Marcelo le encuentra aroma a chocolate. 

Las notas afrutadas se refrendan, tiene una corpulencia leve. La primera copa se mostró algo agresivo, luego de una hora aproximadamente en copa se torna más amable. De final corto con retrogusto algo especiado. 




Le viene bien un tiempo en copa, se disfruta más. Adquirido en BC Liquor Store de Burnaby, British Columbia, prácticamente debajo de nuestro edificio (¡qué tortura y qué suerte el tener una vinoteca a la salida del edificio; destino irónico) a CA$ 15,20 (unos RS 45 reais ó S/ 39 soles aproximadamente) hace un mes, consideramos que tiene una buena rpc. Es un tinto esforzado, no llega a ser memorable pero da cuenta del cotidiano, y, como en este caso, es un buen souvenir en tierras donde vinos canadienses parecen ser una utopía. Sin dudas repetiremos con otras cepas de esta casa.  

Un portugués y un canadiense para una de las últimas noches curitibanas, aunque como siempre, lo mejor sea la compañía. 






Nunca mais - Relespública

Lo más justo es que un tema de una banda curitibana esta entrada. Elegimos nuestros (puesto que yo también soy ta curitibano como Cris) paisanos de Relespública, una de las bandas más representativas de la capital paranaense (junto con Blindagem). Tema del cuarto disco de la banda "As histórias são iguais" (2003) deja claro una cosa: la nostalgia llega. 

2 comentarios:

Ariel Rodríguez dijo...

Recuerdo que cuando fui a Brasil, pude probar ese vinho verde. Fue un lindo mediodía en Santo Antonio de Lisboa cuando acompañamos unas ostras del lugar con ese vino tan rico.

Abrazo

Cristina Crenchiglova y Manolo Malpartida dijo...

Con ostras al vapor deben ir de maravilla Ariel. Te cuento que por aquí lo vemos también, así que al parecer tienen su público y en varios lugares. Encontramos varios argentinos, algunos nunca los habíamos visto antes; ya caerán.


Abrazo!