domingo, 8 de noviembre de 2015

Dr. Heidemanns-Bergweiler Riesling Spätlese 2012




Heidemanns-Bergweiler Winery

Dr. Heidemanns-Bergweiler Riesling Spätlese 2012

100% Riesling

8,5% Grad. Alc.

Graacher Himmelreich vineyards, Graach, Valle del Mosela, Rhineland-Palatinate, Alemania.




Como cualquier ciudad que linda con el Pacífico aquí en Vancouver los peces y mariscos son abundantes, grandes y por lo visto hasta ahora sabrosos. Nos hicimos de unas conchas de abanico, grandes, como las que abundan en Lima. Las gratinamos y acompañamos con una salsa de rocoto (sí, para felicidad de Cris hay rocoto peruano en Vancouver) y fue el pretexto perfecto para abrir la última botella que nos queda de este riesling alemán.

A diferencia de su hermano trasegado a principios de este año la materia prima para éste ejemplar pertenece al municipio de Graach, al ladito de Bernkastel, lugar donde se produce aquel otro elixir. Sí, porque otra palabra para éste (y aquel otro) vino no se nos ocurre.



De un amarillo pajizo, de corpulencia mediana, forma lágrimas pequeñas de poca persistencia.

Aromas de mango, de manzanas verdes y de miel. Hay un toque mineral también.

En boca ataca las sensaciones afrutadas: lo de arriba se refrenda: las sensaciones a mango y manzanas verdes, y la miel, pero es de un dulzor que no empalaga. Su corpulencia es mediana. De final largo con retrogusto mineral. 






Fue adquirido en Total Wine & More de Chesapeake, VA a US$ 28 (unos S/ 80 soles ó RS 62 reais aproximadamente, en su momento), de una excelente rpc.

Es un blanco muy fresco, va bien con el toque picante de la comida, y como todo buen vino se acaba rápido. No lo hemos visto todavía por aquí, pero hay otros compatriotas suyos, de otras bodegas. A ese paso nunca vamos conocer los vinos canadienses. No fueron pocas las veces que escuché desbravar acerca de la mala calidad de los vinos con tapa rosca (screw cap); díganle eso a los alemanes. Hay mucho por aprender. 





Rock you like a hurricane - Scorpions 

Este tema (aquí, en versión sinfónica) inicia en el segundo surco del lado A del disco "Love at first sting" (1984) de Scorpions, una de las bandas favoritas de Cris, elegido para acompañar este rico frío que comienza a hacer por estos lares.  

No hay comentarios.: