domingo, 29 de noviembre de 2015

Sandeman Fine Rich Madeira





Sandeman

Sandeman Fine Rich Madeira

19% Grad. Alc.

Câmara de Lobos, Madeira, Portugal.




Hace mucho, pero mucho que no probábamos un vino de la mítica casa Sandeman, hasta que le tocó el turno a este vino madeira que ni en Curitiba ni en Lima lo hemos visto, pero ni en pintura. Por aquí sí hay algunos de ésta casa aunque no éste, y a precios tentativos.



De un interesante color a melado, un marrón intenso con tonalidades algo doradas en los bordes, forma lágrimas grandes e intensas.

De aroma muy intenso, sensaciones a frutas secas como almendras, hay una sensación a dulzor como de melao.

En boca es de mediana corpulencia a más, es voluminoso, las frutas secas se refrendan, esa rica sensación almendrada. Su dulzor no es para nada empalagoso. De final largo con retrogusto leve a vainilla.




Es un vino que todavía está joven, pero que desde ya resulta todo un placer el degustarlo. Lo abrimos para continuar la conversa con Vera y Sander, los padrinos de Sofía al término de la cena, y, aunque en la etiqueta posterior recomiendan beberlo hasta en ocho semanas la botella nos duró sólo dos días más, y con alguna expresión de tristeza al ver que no caía ni una gotita más, pero con la alegría de poder probar tranquilamente un caldo tan sabroso. Estuvo bueno solo, con la conversa el primer día. El segundo con bolas de helado de vainilla estuvo espectacular, y el tercero con trocitos de chocolate, ésta última combinación no me gustó tanto como con el helado de vainilla, ya a Cris sí le encantó. 

Adquirido en Total Wine & More de Chesapeake, VA, a US$ 16 dólares (unos RS 52 reais ó S/. 50 soles aproximadamente, en julio del 2014), o sea, una excelente rpc, ya que, considerando que el de la línea menor de esta misma casa en Brasil cuesta en la actualidad el doble de eso, éste ejemplar de venderse por Curitiba triplicaría su precio.

¡Un vinazo!






Crazy Doctor - Loudness

Una versión en vivo de un temazo de una de las bandas más representativas de la isla: Loudness. La canción que ahora armonizamos (entre otras) con este vino y que adjuntamos abre el lp "Disillusion" de 1984, y como en la mayoría de canciones de éste grupo se puede disfrutar de los solos de Akira Takasaki. Buena compañía, buena comida, buen vino, buena música; que siempre sea así. 

No hay comentarios.: