viernes, 15 de junio de 2012

Tsantali, Rapsani 2009



Evangelos Tsantalis  
Tsantali, Rapsani 2009
Xinomavro, Stavroto, Krassato
13% Grad. Alc.
Viñedos Ραψάνη (Rapsani), AOC Rapsani, Témpi Valley, Περιφέρεια Θεσσαλίας (Tesalia), Ελλάδα (Grecia)


Es hasta común ver vinos de varias bodegas griegas en el mercado brasileño, pero los de la casa Tsantali son los que –a mi parecer- más y mejor distribución tienen. No sé exactamente cuántas líneas y marcas de esta bodega se pueden encontrar por aquí, pero son muchas. Antes de este Rapsani hay otras líneas de otras regiones que las creo menores por el precio más bajo, como el Nemea y el Naousa, por ejemplo, pero no nos hicimos de alguna de ellas por encontrar añadas anteriores a la del presente caldo, demasiado para vinos jóvenes, así que empezamos a conocer los vinos de esta casa y de este país con el ejemplar de esta entrada que a su vez cuenta, después de este, con un Reserva y un Gran Reserva. 



Vino griego con ají de gallina. 

Ya que nuestra reserva de frasquitos de ají amarillo se renovó podemos hacer nuevamente papa a la huancaína y ají de gallina (en verdad de pollo), y para maridar este último plato se nos ocurrió intentar con este tinto griego, ya que entre sus sugestiones para maridaje son justamente carnes blancas. 

El envejecimiento de los vinos de esta línea se dan por seis meses en pequeños barriles de roble, de los cuales el 50% de estos barriles son nuevos y el otro 50% son de segundo o tercer uso. Posteriormente espera en botella por seis meses más. 

Los viñedos están situados en la falda del famoso Monte Olimpo (Όλυμπος) recibiendo los vientos provenientes del Mar Egeo. El terruño rico en hierro y el subsuelo arenoso y arcilloso le dan el toque personal a los vinos producidos en esta región que ganó en 1971 su “Denominación de Origen de Alta Calidad”. 

Hasta el momento de la compra desconocíamos estas cepas xinomavro, stavroto y krassato, originarias de Grecia, de las cuales la primera es considerada la reina en esta región, llamada como este vino, Rapsani. No detallan los porcentajes utilizados, pero por lo que leo la mixtura de la xinomavro con las otras dos cepas es un corte frecuente en aquella región. 

A la vista es de un leve rubí, translúcido, con los bordes algo ocre, denota poco cuerpo. En nariz hay un rico tostado, frutos rojos; C le encontró un toque de canela, hay algo de tabaco también, y, curiosamente algo como a tierra. Aroma de mediana intensidad. Ya en boca se siente una acidez equilibrada, rica, con un amargor de intensidad mediana. Sensación algo amelcochada, no por dulzor, sino algo licoroso, sin llegar a incomodar; de final medio con un retrogusto a frutos rojos, como algo de guinda. 

Es un vino diferente, de poca corpulencia pero de intenso sabor, tiene una particular personalidad. No desentonó en lo absoluto con la comida; para C el vino está mejor con esta que en la previa, solo. 

Adjunto un vídeo de publicidad que encontré acerca de este caldo:

2 comentarios:

Ariel Rodríguez dijo...

Qué bueno! Acá ni se ven los vinos griegos, pero me dan curiosidad.

PD: me encantan las papas a la huancaína. El ají de gallina es como el pollo al ajillo?

manigna dijo...

Sí, curiosidad es lo que despierta en uno al saber de cepas tan desconocidas por estos lares. Por aquí hay varios caldos griegos que compiten en precio con los vinos chilenos y con los de tu país. Ya los españoles, portugueses, croatas, etc, llegan a precios inconcebibles sabiendo que afuera son mucho más accesibles.

¿Pollo al ajillo? Busqué ahora para responderte, y no, para nada. Se ve interesante ese plato, lo intentaremos por aquí.

Te puedo mandar la receta pero si por allá no se encuentra el ají amarillo no tendrá el sabor caracteristico. Ese ingrediente no pica, le da sabor a la comida. Ya intentamos con varios ajíes brasileños del mismo color pero nada. Aquí no preparábamos por acabarse ese ingrediente que no se encuentra en esta ciudad.