miércoles, 27 de junio de 2012

Caliterra Reserva Chardonnay 2010



Viña Caliterra
Caliterra Reserva 2010
Chardonnay 99%, Viogner 1%
13,5% Grad. Alc.
D. O. Valle de Casablanca, Chile. 


Como por aquí, cerca al Atlántico, los pescados y mariscos no son tan baratos como al otro lado de los Andes, en el Pacífico, hay que esperar alguna oferta a mitad de semana para hacernos de algún pescadito, generalmente salmón, pero hace ya algún tiempo C quería experimentar atún fresco en casa, así que ahora tuvimos esa oportunidad de hacernos de uno. 

Mis últimos recuerdos de este pescado son el maguro nipón, muy común cada vez que íbamos los fines de semana al mercado: enormes, algunos descomunales, y que dejan como pececitos de acuario a los ejemplares que por aquí en Brasil se encuentran. Aquí te puedes hacer de un atún entero (4 kilos y medio aprox.), algo difícil de concebir en la isla: tan solo la cabeza de un maguro puede llegar a superar ese peso. 

Y para acompañar este pescadito abrimos este chardonnay chileno, del cual la verdad no esperábamos mucho, no sé por qué, la etiqueta es horrible, ese rectángulo negro con marco y letras doradas se parecen al logo de Concha y Toro: qué falta de imaginación pensaba, pero la comadre con la que conversaba en la vinoteca tuvo palabras de elogio, no sólo por éste, sino por los otros caldos de esta línea y de las líneas mayores de esta casa: a la hora de abrirlo recordé aquella brasileña pues el presente vino desde el inicio sorprendió gratamente. 

Es de un amarillo vivo, casi dorado, denota una corpulencia inclusive algo mayor que la media. Su aroma se va liberando de a pocos: se torna muy afrutado, como a melón, hay algo más que no es madera, como un tostadito..., rico. En boca, se refrenda aquella densidad que se percibió en la fase visual: de una corpulencia de mediana a más. Buena acidez, la fruta: parece algo de manzana pero es algo que no sobresale. Hay algo mineral también, aunque leve, de final medio para largo, muy rico. 

No es elegante, tiene uma personalidad más rebelde, pero con atún fresco lo elegante no va, así que estuvo bien. Con el ceviche no encajó; un par de horas después, con el sashimi estuvo mucho mejor, ya por la noche con las últimas piezas a la plancha y com hierbas no estuvo mal pero no tan bueno como con el sashimi. 

Sorprendió, y eso que hay una línea “Tributo”, superior a ésta. En el futuro no desdeñaré un caldo por más terribles que sean los diseños de las etiquetas. 



 
Aquí encontré un vídeo donde cortan el atún con maestría, como debe ser cortado. Llega a sacar cuatro pedazos limpios, más la carne que hay en el esqueleto (que se puede asar), e incluso por allá cocinan hasta la cabeza, algo que nosotros no nos animamos.


Vídeo subido por yamayama47

2 comentarios:

Raquel Bazán dijo...

Desconozco esa bodega pero ya me pongo alerta con ella. Impresionante el corte de atún!!!
Amigo,recibe un abrazo sincero. Gracias por tus palabras siempre cariñosas y cuenta con mi visita por este blog que mucho admiro y quiero. Hasta pronto:
Raquel

manigna dijo...

Sí, por ahora este chardonnay sorprendió, veremos otras cepas. Ojalá y se encuentre por Costa Rica.

Gracias a ti Raquel por honrarme siempre con tu visita y por comentar.

Un abrazo.