miércoles, 5 de septiembre de 2012

Chandon Passion Rosé Demi-sec




Casa Chandon do Brasil
Chandon Passion Rosé Demi-sec
Malvasía Bianca – Malvasía de Candia - Moscato Canelli – Pinot Noir
11,7% Grad. Alc.
Garibaldi, Serra Gaúcha, Rio Grande do Sul, Brasil.


En el 2013 se cumplirán cuarenta años de la llegada e instalación de la sucursal de la gigante Maison Moët & Chandon a tierras brasileñas, produciendo en el sur de este país sus finos vinos espumantes para el mercado nacional, así como también lo hace en Argentina, Australia y Estados Unidos, siendo estas las cuatro divisiones de vinos y destilados del grupo francés LVMH (Moët Henessy Louis Vutton). 

El vino: a la vista, es de una tonalidad entre color salmón y el color del lichi (fruta que por aquí se encuentra y mucho, muy rica por cierto); lindo color que quieren reproducir tanto en la etiqueta como en la capucha de la botella pero sin conseguirlo, aunque da una idea de la bella cromaticidad con que cuenta esta bebida; de perlage pequeño pero intenso. En nariz, aroma floral, rosas, en mayor intensidad que lo afrutado, el lichi; aunque su aroma desde un inicio es leve se mantiene así hasta el final y no llega a desaparecer en las posteriores copas. En boca, tiene un leve dulzor diferente al primer demi-sec brasileño degustado, no empalaga, y luego da paso rápidamente a una leve astringencia; en esta fase -a diferencia de la etapa olfativa- resalta más las notas afrutadas que las florales: se refrenda el lichi y un acidito como de maracuyá; hay un puntito de amargor, también leve pero presente. 

No tiene una buena rpc y es que en verdad su precio es mayor a otras opciones brasileñas (mientras espumantes de otras casas oscilan entre los RS 16,90 y RS 23, éste normalmente se encuentra entre RS 49,90 y RS 60: en vinotecas del Mercado Municipal lo encontramos a RS 39,90) que puedan ofrecer un disfrute parecido a un costo menor : es sabido que el precio tiene a ver por la marca; caballero no más

Es común cada cierto tiempo hacernos de un salmón para sashimi con shoyu (sillao) especial, pero en esta oportunidad dejamos de lado el último ingrediente cambiándolo por una salsa de maracuyá: maridó perfectamente con este vino espumante brazuca.

No hay comentarios.: