domingo, 16 de diciembre de 2012

Esporão Tinto Private Selection Garrafeira 2005



Herdade do Esporão
Esporão Tinto Private Selection Garrafeira 2005
Alicante Bouschet - Aragonez
14,5% Grad. Alc.
DOC Alentejo, Reguengos de Monsaraz, Portugal. 

Esta cosecha del 2005 es nuestra primera “garrafeira”, como se  conoce a la línea Private Selection de la bodega Herdade do Esporão. Este caldo pasó doce meses en barriles de roble francés, y para esta añada cuenta en las etiquetas con trabajos del artista José M. Rodrigues, primer fotógrafo –y si no me equivoco único hasta ahora- a diseñar las etiquetas de los vinos Esporão; la imagen para este tinto fue capturada en Alentejo y tiene el título de “Aqui passa uma luz fresca” (“Aquí pasa una luz fresca”). Me encanta esa combinación de arte y vino que tiene como mayor referencia a los famosos caldos franceses Château Mouton Rothschild los cuales ya tuvieron obras de Pablo Picasso, Salvador Dalí, Andy Warhol, Rufino Tamayo entre muchos otros en sus etiquetas. 


Volviendo a este ejemplar portugués: guardábamos cierta ansiedad el experimentar con este caldo puesto que el Tinto Reserva –una línea menor que ésta pero igual de memorable- de la cosecha 2008 estuvo muy bueno, imaginábamos que esta garrafeira estaría aún mejor, y así fue. 

Qué mejor día que este para celebrar la excelente partida que hizo Paolo Guerrero -de las bases de mi Alianza Lima- y todo su equipo, el Corinthians -el arquero Cássio estuvo gigante-; aunque no hinche por ese club reconozco que hacen un gran trabajo desde lo dirigencial, comisión técnica, jugadores, y la torcida maravillosa que tienen: muy merecido el Campeonato Mundial de Clubes de este año.

Volviendo al tinto: a la vista, de un granate muy oscuro, casi negro, con bordes ocres; forma intensas lágrimas en copa; de una densidad llamativa y atractiva, mayor que lo normal aunque no llegue a teñir las paredes de las copas. En nariz, es de un aroma muy intenso al punto que no pude encajar la nariz en la copa a la primera porque hiere; emana con una fuerza e intensidad que perfuma nuestra salita: es muy afrutado, frutas rojas muy maduras, frambuesas, fresas, la madera es leve, hay toques de vainilla, también por momentos es floral –después de la tercera hora-, y lo más llamativo e interesante: una rica sensación a coco, no ese coco verde que aquí en Brasil es muy común, sino el coco “normal”, el peludo y de cáscara marrón. Como a la octava hora hay notas especiadas. Es un espectáculo toda esta fastuosidad aromática. En boca, refrenda lo encontrado en la fase anterior y además se encuentran otras: rica y persistente sensación afrutada y aquí también está presente esa interesante sensación a coco; también hay toques de vainilla; cuenta con un rico amargor como de chocolate bitter, esto es muy intenso; también hay sensaciones a café negro; es corpulento pero no tan denso; hay toques especiados; en las copas finales se percibió algo como a tierra mojada; de final largo con retrogusto a chocolate. 

No es un caldo que se bebe todos los días, al menos por estos lares. Fue adquirido a RS 148 (74 dólares) aunque ya vi añadas más recientes en otros lugares que bordean los RS 200 (100 dólares), pero al precio encontrado, y aún sabiendo que es caro consideramos que tiene una buena rpc por todo el disfrute que este tinto ofrece. Acompañó perfectamente una carne al grill que luego fue gratinada en salsa madeira que mi esposa copió de su cuñado. No nos imaginamos este tinto sin comida, o solamente con quesos, no: te la exige. 

Orgásmico.

No hay comentarios.: