domingo, 7 de octubre de 2012

Colomé Torrontés 2011





Bodega Colomé
Colomé 2011
100% Torrontés
13,5% Grad. Alc.
Valle Calchaquí, Cafayate, Salta, Argentina. 

Día de elecciones municipales en todo Brasil, también día de pescado y vino blanco. 
 
Como tuvimos buenas experiencias con los vinos Amalaya del mismo grupo –Hess Family Estates- nos animamos meses atrás a hacernos de este Colomé, cuya bodega es probablemente la más antigua de aquella región, data de 1831 e inicialmente pertenecía a la familia Dávalos hasta el 2001 en que Donald Hess se hizo de estas tierras. Sus viñedos están a una altitud entre los 2300 y 3111 m.s.n.m. motivo por el cual se venden como “vinos de altura”, pero esto no es sólo floro marketero, pues al ser las vides cultivadas en altitud están más expuestas al sol lo que genera que la uva desarrolle una piel más gruesa y con una concentración mayor; tienen una tipicidad diferenciada. 

Un detalle que considero importante a mencionar: en la etiqueta posterior viene con código QR; me atrevo a decir que es el primer vino de entre los que hasta el momento degustamos que viene con éste detalle. En la isla, y desde hace ya varios años, todo, absolutamente todo tiene aquel código, ya por aquí son pocos los productos –y no sólo en vinos- que cuenta con este práctico sistema para poder leer las informaciones con el celular. 

Al vino: a la vista, es de un tenue amarillo, denota mediana consistencia. En nariz, las primeras sensaciones son florales, como rosas, luego de mover la copa y tras un tiempo aparece lo afrutado, melón, pera. Hay también una sensación alcohólica que disminuye con el tiempo pero no llega a desaparecer. En boca, es muy refrescante, lo afrutado es más notorio, pero hay también sensaciones minerales; es potente. Pareciera que tiene un punto de acidez a más que no llega a incomodar; el dulzor característico de esta cepa no es en ningún momento empalagoso; cuando es bebido el álcohol no incomoda pero con el transcurrir del tiempo C ya estaba sintiendo los efectos de éste; extraño. 

De buena rpc (RS 32 / US$ 16). Es de un sabor muy intenso, rico, refrescante, y aunque acompañó muy bien nuestro sashimi de salmón también es cierto que lo alcohólico estuvo algo desequilibrado para lo que esperábamos en un vino blanco. Tendremos que ver otra añada.

2 comentarios:

Ariel Rodríguez dijo...

Un gran exponente del Torrontés salteño.
Lástima que se le sientiera tanto el alochol. Yo no recuerdo tan así la añada que probé.

Salute!!

Manolo Ignacio Malpartida -manigna- dijo...

Sí, el álcohol se dejó sentir, si la sensación fuese menor el vino estaría perfecto. Difícilmente encontraremos la añada 2010, habrá que esperar la 2012 no más.

Salud!